Lupus- UNL

Lupus- UNL


Sandra Isabel Jiménez Mateos *

El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune -lo que significa que el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error al tejido sano. Esto lleva a que se presente inflamación prolongada (crónica)-, de origen desconocido, que puede afectar la piel, las articulaciones, los riñones, el cerebro y otros órganos, y que se presenta sobre todo en las mujeres, que sufren esta dolencia nueve veces más que los hombres, que ataca a personas cuyas edades están oscilan entre los 10 y 50 años. Las personas de raza negra y las asiáticas resultan afectadas con más frecuencia que las personas de otras razas.

Un estudio reciente, realizado por  genetistas de la Escuela de Medicina de Harvard (EE UU) y publicado en Nature, sugiere que el material genético heredado de los neandertales ha ayudado al ser humano moderno a adaptarse –por ejemplo, con genes relacionados con la piel–, pero también está implicado en enfermedades como la diabetes tipo 2, la enfermedad de Crohn, el lupus y la cirrosis biliar.

Los síntomas varían de una persona a otra y pueden aparecer y desaparecer. Casi todas las personas con LES padecen hinchazón y dolor articular. Algunas desarrollan artritis. Las articulaciones frecuentemente afectadas son los dedos de las manos, las manos, las muñecas y las rodillas.

En Europa, se calcula que afecta a 40 de cada 100,000 personas. Actualmente no existe una cura para esta enfermedad y su tratamiento se enfoca, principalmente, a controlar y, en su caso, a prevenir los brotes más agudos.

Según el investigador del CSIC, “el aumento de anticuerpos suele asociarse a consecuencias negativas para el organismo”. No obstante, dado que los anti‐CD38 se sobreexpresan más durante la fase de remisión, Sancho opina que “su incremento podría estar relacionado con alguna función inmunomoduladora”.

El investigador confía, también en que este fenómeno pueda “mejorar el seguimiento de aquellos pacientes que se encuentran en esta fase de la enfermedad, normalmente sin síntomas aparentes pero con actividad serológica subyacente”.

Notas de referencia:

Los mexicanos presentan factores genéticos que propician el desarrollo del lupus y asma

Una enzima presente en el organismo puede frenar el lupus

Herencia neandertal a la humanidad: diversas enfermedades y… la capacidad para dejar de fumar

Los anticuerpos anti-CD38 aumentan durante la fase de remisión del lupus

Los anticuerpos del lupus pueden llegar a matar células cancerosas

* Investigadora académica del IIESES de la Universidad Veracruzana

Deja un comentario