Un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge, liderados por William Tunstall-Pedoe, creador de un nuevo sistema informático, introdujeron 300 millones de datos en una nueva computadora, el programa True Knowledge (Conocimiento Verdadero) la cual determinó que en esa jornada no sucedió nada importante: “Nadie destacable murió ese día, ni ningún evento importante tuvo lugar, y, aunque cualquier típico día del siglo XX acogió varios nacimientos de gente ilustre, por alguna razón ese día sólo podría reclamar esa categoría Abdullah Atalar, un académico turco”, refirió el mismo Tunstall-Pedoe.

En ese domingo de primara, unas elecciones generales en Bélgica y el nacimiento del académico turco fueron, según este programa, los sucesos de mayor importancia. Para ese día se planeaba un Golpe de Estado de mano de franceses en Yanam (India), aunque finalmente la revuelta no tuvo lugar ese día.

El resultado se presentó el 26 de noviembre de 2010, lo que convirtió a esa fecha en una paradoja, porque al llevarse ese titulo, se convirtió en un día interesante. Tal y como resalta el propio Tunstall-Pedoe: “La ironía es que, habiendo hecho el cálculo, el día es interesante por ser excepcionalmente aburrido”.

Los datos incluidos en el programa eran el nombre de «personas, lugares, negocios y eventos» que aparecían en las noticias.