En el marco de la celebración del 68 aniversario de la fundación de la Universidad Veracruzana (UV) –el 11 septiembre de 1944–, académicos egresados de esta casa de estudios que ahora fungen como directivos comentaron acerca del crecimiento que ha experimentado la institución durante casi siete décadas.

Domingo Canales Espinosa, director general del Área Académica Biológico-Agropecuaria, dijo que al día de hoy la UV “es una universidad que se ha colocado –después de las instituciones de educación superior más importantes de México como la UNAM, el Instituto Politécnico Nacional o la Universidad Autónoma Metropolitana– entre las primeras del país e indudablemente en la primera del sureste mexicano”.

Resaltó que año con año recibe “un gran volumen de estudiantes que se ha acrecentado a través de los últimos años y se ha extendido a lo largo de todo el estado, cumpliendo una extraordinaria labor académica desde el punto de vista social, lo cual resulta de suma importancia para el desarrollo de Veracruz y del país”.

En relación con el origen de la UV, el funcionario refirió: “El ideal que inició en lo humanístico y las artes se ha transformado ahora hacia prácticamente todos los saberes y la Universidad se ha consolidado ofreciendo baluartes académicos en todas las áreas del conocimiento”.

Sobre su propio ingreso a la institución, Domingo Canales expresó: “Estoy en la Universidad Veracruzana desde 1976, cuando comencé a estudiar Medicina; he visto cómo ha cambiado desde ser una universidad totalmente de estado, siendo y sufriendo una serie de restricciones que tenían que ver con mandatos e imposiciones, a cómo es ahora una universidad totalmente autónoma, que ha logrado un crecimiento extraordinario en los últimos 12 años”.

Héctor Vargas Rubín, titular de la Dirección General de Desarrollo Académico, se refirió al crecimiento de la UV: “Ver cómo ha evolucionado la institución, sus cambios, cómo ha crecido y defendido sus ideales a lo largo del tiempo, para mí es muy reconfortante y muy motivador”.

Ello se debe, continuó, a que demuestra como “se están construyendo las bases de una Universidad que es grande pero que puede serlo mucho más no sólo en la formación de los estudiantes sino también en el desarrollo y en la contribución para tener un mejor estado y un mejor país”.

Vargas Rubín comentó acerca del festejo de los 68 años de la UV: “Para mí la Universidad Veracruzana significa mucho más allá del alma mater que me formó porque desde muy niño la conozco, mis papás han trabajado todo el tiempo aquí, yo crecí con la Universidad, mi fijación era entrar, estudiar y por supuesto trabajar en la escuela donde mis padres estudiaron y yo estudié”.

Deja un comentario