La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (LAVIDA) hizo un llamado a los estudiantes, a todos los jóvenes, para que se involucren en la defensa de los recursos naturales de la entidad que están siendo amenazados o destruidos por empresas privadas con la justificación de que generan empleos y contribuyen al desarrollo.

         Lo anterior fue parte de la mesa redonda “Problemas socioambientales de Veracruz” que se realizó en el Salón Azul de la Unidad de Humanidades, en el marco de la 5ª Semana de la Sociología, organizada por la Facultad de Sociología de la Universidad Veracruzana (UV).

         Los activistas integrantes de LAVIDA explicaron algunos de los problemas socioambientales que se padecen a lo largo y ancho de la entidad veracruzana.

         Juan González Muñoz habló del proyecto minero a cielo abierto denominado Caballo Blanco, que impulsa Candymin, S.A. de C.V., filial de la empresa canadiense GoldGroup, y que está ubicado a tan sólo dos kilómetros en línea recta de la planta nucleoeléctrica Laguna Verde.

         Aunque en septiembre pasado la propia empresa retiró el proyecto, cabe la posibilidad de que más adelante lo ponga nuevamente a consideración de las autoridades correspondientes.

A decir de los expertos, de ser aceptado están en riesgo los mantos freáticos, afectaría la migración de aves rapaces más grande del mundo –que año con año pasa por esa región–, el abastecimiento de agua de las poblaciones aledañas, comunidades de cicadas de más de dos mil 500 años de edad y los últimos reductos de bosque de encino tropical que alberga fauna silvestre en peligro de extinción, por citar algunos puntos, dijo González Muñoz.

         Además, Rosalinda Hidalgo habló sobre las hidroeléctricas que están proyectadas para Veracruz y el daño que causan a los ecosistemas y las poblaciones. Concretamente, dijo que ellos como LAVIDA dan acompañamiento a las comunidades de las cuencas de La Antigua, Bobos-Nautla y Río Blanco que están en contra de la construcción de estas infraestructuras generadoras de energía eléctrica.

         Enfatizó la necesidad de realizar trabajos de investigación antropológica, sociológica y biológica –por citar algunas disciplinas–. “El trabajo de los estudiantes sirve de mucho. No es algo pequeño o burgués, no es una lucha particular. No son problemas exclusivos de Veracruz, sino de México y el mundo a causa de una agresiva economía”, dijo.

         A manera de ejemplo, citó que en la sierra de Zongolica ya es un hecho el proyecto hidroeléctrico, y sólo en el proceso de edificación comunidades de los municipios de Zongolica, Texhuacan y Mixtla de Altamirano ya padecen la falta de agua.

         El propio moderador, Hipólito Rodríguez Herrero, explicó ante los presentes el proyecto de la ampliación del puerto de Veracruz y coincidió con Rosalinda Hidalgo: “Son luchas que tienen que ver con la defensa de recursos como el agua, la agricultura y el aire. Es importante informar y defender los recursos naturales. Son problemas que merecen análisis” de la comunidad científica y universitaria.

Deja un comentario