“A la educación superior le han regateado recursos sistemáticamente”, afirmó Andrés Manuel López Obrador, el candidato del Movimiento Progresista a la Presidencia de la República, ante lo cual se comprometió a que de llegar a la primera magistratura del país “se cumpla cabalmente con lo que ya establece la Ley, en el sentido de destinar el 1 por ciento del PIB al rubro de Ciencia y Tecnología”.

En este sentido delineó su política presupuestal para la educación superior, la cual –apuntó- contemplaría “un crecimiento paulatino no menor a una décima del PIB anualmente, con lo que estaríamos muy cerca de alcanzar, a finales del gobierno, la meta ( ) de 1.3 por ciento del PIB”.

López Obrador fue el primero de los candidatos presidenciales que se reunió con los rectores de las instituciones educativas que integran la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, quienes le presentaron su documento: “Inclusión con responsabilidad social: una nueva generación de políticas de Educación Superior”, durante su XX Sesión Extraordinaria.

Ahí el candidato presidencial de las izquierdas, se comprometió a convertir a la educación superior en “eje del desarrollo nacional” porque “los países que han invertido en Educación Superior han generado, como consecuencia, un importante crecimiento económico y social sostenido”.

López Obrador enfatizó que “el desarrollo es resultado de la inversión en educación, ciencia, tecnología e innovación. No hay política pública con mayores efectos redistributivos que la Educación Superior: sus efectos en el desarrollo nacional son pues multiplicadores”.

Por lo mismo consideró “inadmisible” que en México “todavía” haya 5 millones de analfabetas, a la par que hay 52 millones de personas que viven en la pobreza.

A los directivos de las instituciones educativas integrados en la ANUIES les dijo: “ustedes saben que para romper el círculo estructural de la pobreza, la educación superior es un instrumento con un potencial formidable. Como bien se dice, en el documento que han elaborado, la educación debe ser la principal palanca para la inclusión y la movilidad social”.

El candidato del Movimiento Progresista, ante el presidente en turno de la ANUIES, José Narro Robles, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el secretario ejecutivo Rafael López Castañares, también reiteró su intención de que en caso de llegar a la presidencia nombrar como Secretario de Educación Pública a Juan Ramón de la Fuente, “un universitario talentoso”; en “la nueva secretaría de Ciencia Tecnología e Innovación” a René Drucker, “hombre con sabiduría y prestigio”; y en la nueva secretaría de Cultura a “la gran escritora Elenita Poniatowska”.

López Obrador es el primero de los candidatos presidenciales que asiste ante los integrantes de la ANUIES.

Deja un comentario