El Heberprot-P, único de su tipo a escala mundial para prevenir la amputación de las extremidades en diabéticos con lesiones terminales, es analizado en Cuba por parte de científicos de 45 países, durante el II Congreso Internacional sobre la Atención Integral al Paciente con Ulceras de Pie Diabético, que sesiona hasta el próximo día 14 de diciembre en el famoso balneario de Varadero, unos 140 kilómetros al este de La Habana.

     El Heberprot-P es un novedoso producto biotecnológico cubano, indicado para el tratamiento de pacientes diabéticos con úlceras en estado avanzado en sus pies.

     Su principio activo es el factor de crecimiento humano recombinante, y se aplica de manera inyectable por vía intra y perilesional.

     Cuba registró el producto desde 2006 y en abril de 2007 fue incluido en el Cuadro Básico de Medicamentos de la isla.

     Luego se inició un programa de extensión nacional que abarcó la atención secundaria y terciaria (hospitales e institutos) y desde 2008, comenzó a aplicarse en 200 centros de la atención primaria de salud donde son beneficiados unos 14.000 pacientes.

     Esa terapia ha logrado reducir en más de cuatro veces las amputaciones de miembros inferiores, afirmó Manuel Raíces, especialista del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB),institución que desarrolló el fármaco.

     Con patentes otorgadas en más de 40 naciones, el Heberprot-P ha obtenido casi 20 registros sanitarios, permiso que conceden los ministerios de Salud Pública para emplearlo.

     En los últimos cinco años se han beneficiado con la novedosa terapia más de 90.000 pacientes de 16 países, entre ellos de Angola, Argelia, Argentina, Ecuador, México, República Dominicana, Uruguay, Venezuela y  Vietnam.

     El director del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), Luis Herrera Martínez, informó que tanto en China como en Rusia y un centenar de hospitales de la Unión Europea se realizan las pruebas clínicas fase III, como paso previo a su aprobación y registro en ambas naciones.

     Esta «constituye la indagación más grande acometida en el planeta para el tratamiento de la úlcera del pie diabético», destacó.

     De acuerdo con la Fundación Mundial de la Diabetes, en el mundo padecen de diabetes unos 300 millones de personas, y alrededor de cuatro millones de ellas murieron en 2007 por desórdenes relacionados con el control del azúcar

     Más de la mitad de los pacientes diabéticos no pueden mantener controlados sus niveles de glucosa, incrementándose así el riesgo de padecer de complicaciones como la ceguera, fallo renal y amputaciones.

     Cada año, entre el 15 y el 30 por ciento de los diabéticos con úlcera requieren amputación del miembro inferior, frecuentemente precedida por infección y gangrena.

     En la actualidad, el Heberprot-P es el producto líder del CIGB, en cuanto a volúmenes de venta, y especialistas de esa institución esperan que este año reporte ingresos que superen los 100 millones de dólares.

Deja una respuesta