Mientras la economía mexicana crece entre tres y cuatro por ciento cada año, una exitosa empresa nacional especializada en desarrollo de aplicaciones para teléfonos inteligentes o Apps ha logrado crecimientos de entre 30 y 40 por ciento anual desde hace un lustro.

Fundada en 2005 por cuatro personas, IronBit es hoy una compañía en la que laboran 70 personas y que desarrolla productos innovadores a nivel mundial, como fue una aplicación creada para el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), la cual permite usar la tecnología de detección de movimientos Kinect, que se usa en consolas de videojuegos, para conocer de manera más dinámica y atractiva el mural de Diego Rivera llamado “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”.

Esta aplicación permite que los visitantes muevan su cuerpo y señalen en una pantalla a cualquiera de cien personajes de la historia y la cultura popular que aparecen en el mural. Al ser seleccionados, el visitante puede ampliar la imagen de cada personaje y solicitar información de cada uno. Luego puede alejarse y concentrar su atención en otro personaje. Todo con el movimiento de su cuerpo.

La misma aplicación creada por Ironbit ya fue utilizada también en otros dos murales que existen en La Ciudad de Los Libros. Uno de los murales se llama “La voluntad de construir”, hecho por Ángel Zárraga, y el otro no tiene título, es trabajo del artista mexicano autonombraro Dr. Lakra. La aplicación para disfrutar murales de pintura con tecnología Kinect fue seleccionada por la compañía de software Microsoft y la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia (FUMEC) para recibir el reconocimiento “10 Apss para México”.

En entrevista, los dos socios co-fundadores de Ironbit, Ricardo Arriaga e Isaac Farca, informaron que el mercado del software y aplicaciones para teléfonos móviles o smartphones ha crecido aceleradamente, pero también se ha multiplicado la competencia. Hace cuatro años sólo había cinco empresas dedicadas a hacer Apps en México, hoy hay más de 200 empresas de este tipo.

“Nosotros comenzamos haciendo Apps para medios de comunicación. Nuestra primera aplicación la hicimos para Televisa Deportes. Posteriormente hicimos otras mucho más complejas para los departamentos de ventas de algunas empresas y para bancos, como una que hicimos para Santander, que requiere mucha seguridad. En el caso de la aplicación que hicimos para Conaculta salimos del trabajo que habíamos hecho para teléfonos inteligentes y empezamos a usar esta técnica de Kinect que genera una experiencia interactiva muy impresionante. Nosotros creemos que los niños, jóvenes o adultos que visiten este mural y usen la aplicación van a sentir que rompen algunas barreras que los habían separado de la cultura y también de la tecnología”, indicó Ricardo Arriaga.

Los dos socios de la compañía, quienes dicen ser “orgullosamente politécnicos” explican que uno de los elementos centrales que detonó el crecimiento de la empresa fue haber tenido contacto, gracias a FUMEC, con la aceleradora de negocios TechBA-Montreal, quien les puso en contacto con empresarios y desarrolladores de aplicaciones en Canadá, Estados Unidos y otros países. Como ejemplo, gracias a ese contacto establecieron contacto con Nokia. Otro contacto que muy importante fue con Microsoft quien les permitió ser los primeros en México en usar algunas de sus nuevas herramientas o “tecnología en versión de adopción temprana”.

Gracias a la innovación en la creación de sus productos y en el cambio de sus procesos de negocios, sus ventas crecieron de 3 millones de pesos en 2008 a 20 millones de pesos en 2012.

“Proyectos como la aplicación de Kinect para el mural de Diego Rivera nos permiten que el usuario no sólo vea a las Apps como herramientas de trabajo sino que descubra que las Apps también generan nuevas experiencias que ayudar a cerrar brechas educativas y culturales entre grupos de nuestra sociedad”, subrayó Isaac Farca.

Deja un comentario