Gotas de flugge

Gotas de flugge


Carl Flügge nació en Hannover, Baja Sajonia, Prusia, el 12 de septiembre de 1847. Desde 1890, fue profesor en la Universidad de Berlín.

Carl Flügge era conocido por defender la higiene como una disciplina médica independiente, y es recordado por realizar una amplia investigación que implica la transmisión de enfermedades infecciosas como la malaria, la tuberculosis y el cólera. En la década de 1890 demostró que, incluso durante la “libertad de expresión tranquila”, se expelen gotas diminutas (gotas Flugge) que rocían el aire. Hizo investigaciones de tuberculosis; y las partículas disminutas expedida al hablar, toser, estornudar que pueden transportar gérmenes infecciosos de un individuo a otro se denominan: “gotitas de Flügge”.

Este hallazgo fue fundamental para que Jan Mikulicz-Radecki (1850-1905) promocionara el uso quirúrgico de máscaras de gasa en 1897, y para que en 1996 los Centers for Diseases Control and Prevention de Estados Unidos revisaran sus normas de aislamiento.

Las gotitas de Flügge son partículas diminutas expelidas al hablar, toser, estornudar, respirar, que pueden transportar gérmenes infecciosos de un individuo a otro. Estas partículas son invisibles al ojo humano, pues miden de 0.5 a 10 μm (micras. Una micra es una millonésima parte de un metro), y pueden permanecer hasta 30 minutos en el aire en suspensión, lo cual les permite ingresar hasta la vía aérea pequeña y sacos alveolares, donde tienen contacto con los macrófagos.

Esas gotitas pueden alcanzar los dos metros de distancia e incluso ocho, en función del lugar donde se produzca el estornudo y la ventilación del lugar y al ser expelidas viajan a una velocidad de 170 kilómetros por hora

Se estima que las gotas pueden permanecer en las superficies hasta 10 minutos, aunque en el caso de virus como de la gripe se han documentado supervivencias de hasta 24 horas.

Es por esto que la recomendación al estornudar es hacerlo en la parte interior del codo, porque es muy poco probable que entre en contacto con otras superficies, mientras que si se hace en la mano, se propicia el esparcimiento, porque luego utilizamos las manos para tomar otros objetos.

En la tuberculosis se le llama unidad bacilar a una gota de Flügge que contiene de uno a tres bacilos tuberculosos.

Falleció el 10 de diciembre de 1923

Carl Flügge

Deja un comentario