José María Ortega, joven malagueño de 19 años, está empeñado en que se instale un sistema de transporte de bicicletas en los autobuses de esa ciudad de España.

La idea le nació en Toronto, Canadá, a donde llegó en el 2011, por una beca para estudiar idiomas. Ahí la familia que lo acogió le prestó una bicicleta para moverse, porque además en esa ciudad todos los autobuses llevan un portabicis.

A su regreso a Málaga, el ahora estudiante del segundo curso de Ingeniería Aeroespacial en Madrid, se quedo con la idea y poco a poco armó la propuesta, observando que la misma puede implantarse en muchas ciudades, sobre todo en provecho de jóvenes que aún no tienen licencia para conducir o que carecen de recursos para comprarse un autómovil.

La propuesta la presentó  con el nombre “Tu-Bici-en-Bus” cuando la compañía Movistar convocó el concurso “Think Big Jóvenes España”, para que recibir ideas de carácter social que ayuden a mejorar la vida de las personas.

Su proyecto plantea una serie de acciones, a través de demostraciones, vídeos y acciones ciudadanas, para lograr que este equipamiento se incorpore a los autobuses urbanos de toda España, aunque tomando como referente su ciudad natal.

Su propuesta compitió contra otras 1,400 ideas y quedó en segundo sitio, elegida por un doble jurado, formado por el público a través de Internet y por un equipo de técnicos.

El sistema, según referencias, ya existe en ciudades como Madrid, Murcia y Oviedo.

Málaga, al igual que muchas ciudades levantadas en zonas montañosas, tiene pendientes muy elevadas, además de que su mancha urbana es muy dispersa.

José María Ortega considera que su sistema puede aplicarse con mucha efectividad en zonas universitarias, sobre todo en donde los campus tienen una gran amplitud.

“Sería una forma de incentivar el uso de la bicicleta, de reducir el uso de los automóviles y de disminuir costos de transporte para muchas personas”, refiere.

Su propuesta es que cada autobús tenga un soporte para bicicletas, en el que quepan hasta tres aparatos de este tipo, colocado en la parte delantera, tanto por seguridad, como para que sea más rápido el colocarlas y bajarlas.

Del evento de Movistar obtuvo un pequeño presupuesto el cual destinó a la compra de un par de portabicis “para poner la primera piedra y poder hacer demostraciones y convencer a los responsables de las compañías de autobuses”, explica. Si el proyecto prospera, en junio recibirá otra suma para continuar.

Su iniciativa no la toma como un negocio, si no que lo visualiza como redituable solo para la empresa que la asuma, al mejorar su oferta al público. “Lo que yo gano es tener un mentor y mejorar mi formación de cara al futuro. Es como un proyecto práctico, con el que ya he aprendido cuestiones tales como el trato en un entorno empresarial y el desarrollo de la idea”, refiere.

Su proyecto hasta ahora no ha tenido mucho éxito con las autoridades de Málaga, por lo cual está solicitando firmas para obligar a que impulsen la instalación de los portabicis, pero en cambio los colectivos de ciclistas de España lo han tomado con mucha aceptación.

La firma de apoyo a la propuesta se puede realizar en change.org en una carta dirigida al alcalde Málaga, Francisco de la Torres Prados.

 

(Con información de diariosur.es)

Deja un comentario