Corea prohibe el uso de teléfonos celulares: 24 de mayo de 2004


El 24 de mayo de 2004 el Gobierno norcoreano prohibió a sus ciudadanos utilizar teléfonos celulares y pidió que los entregaran a las autoridades, año y medio después de su introducción en el mercado. La prohibición entró en vigor el 25 de mayo.

La medida se tomó tras un atentado en una línea de tren que se produjo al paso del convoy del líder Kim Jong-il. Supuestamente, la carga explosiva fue accionada desde uno de estos teléfonos.

Corea del Norte introdujo el teléfono celular en 2002 y en un año el número de suscriptores ascendió hasta 20,000, de acuerdo con el oficialista periódico norcoreano, ‘»Chosun Sinbo'». Según fuentes oficiales norcoreanas, en Pyongyang se podían comprar productos de la compañía estadounidense Motorola y de la finlandesa Nokia.

Expertos surcoreanos consideran que el régimen de Kim Jong Il pretendía con la telefonía móvil mejorar las comunicaciones en el interior del país y con el extranjero, pero ahora se ha dado cuenta de que al mismo tiempo ha abierto la puerta una enorme flujo de información foránea. ‘»Las autoridades norcoreanas quisieran poder controlar parcialmente la distribución de información y al mismo tiempo permitir el uso de teléfonos móviles'», afirmó Kim Yeon-chul, profesor del Centro universitario coreano de investigación sobre Asia, según publicación hecha por la agencia EFE, de España, posterior a la prohibición.

La prohibición se levantó hasta el 2008, cuando el gobierno de la República Popular de Corea firmó un acuerdo de cuatro años con la compañía egipcia Orascom, para desarrollar la red 3G en colaboración con el gobierno, pero aún limitando el acceso a internet y evitando las llamadas al extranjero, además de tener altos precios.

Deja una respuesta