Réplica de la Z3 exhibida en el Museo Alemán, en Munich

Réplica de la Z3 exhibida en el Museo Alemán, en Munich


Varias son las máquinas que se disputan el titulo de la primera computadora del mundo (u ordenador, como le llaman en España).

Pero la conjunción se da sobre todo en torno a la Z-3, una computadora creada en Alemania por Konrad Zuse y a la que se le reconoce el título de primera computadora programable de propósito general del mundo, aún cuando no se trata de una máquina electrónica sino electromecánica, que funcionaba en base a relés, pero que presentaba prácticamente todas las características de una computadora moderna (fue la primera máquina programable y completamente automática) cuando fue presentada el 12 de mayo de 1941 en Berlín ante un grupo de científicos.

Estaba construida con 2,300 relés, tenía una frecuencia de reloj de ~5 Hz, y una longitud de palabra de 22 bits. Los cálculos eran realizados con aritmética en coma flotante puramente binaria.

Por infortunio, el Z3 original fue destruido en 1943 durante un bombardeo en Berlín. Una réplica completamente funcional fue construida durante los años 60 por la compañía del creador Zuse KG y está en exposición permanente en el Deutsches Museum.

Al mismo tiempo, está el Atanasoff-Berry Computer, una máquina construída entre 1937 y 1942 por John V. Atanasoff y Clifford Berry para solucionar un tipo de problema específico y que, según una sentencia de 1973 del juez Larson que cerró un largo litigio acerca de a quién correspondía la patente de la computadora, fue el primer aparato digital del mundo, aunque hay serias dudas y testimonios encontrados acerca de si llegó a ser completamente operativa y es casi seguro que nunca se le hubiera llegado a llamar ordenador de no ser por el juicio en cuestión

Deja un comentario