Prótesis transfemoral

Prótesis transfemoral


El Laboratorio de Mecatrónica Aplicada de la Universidad Veracruzana (UV), elaboró una prótesis transfemoral flexible, de menor costo que las existentes en el mercado, y que se puede fabricar a la medida de las personas, al hacerse con impresoras 3D.

Los aparatos que están en el mercado alcanzan precios de hasta 100 mil pesos.

Ervin Jesús Álvarez Sánchez, académico de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME) comentó que las personas que sufren una amputación por accidente o a causa de la diabetes, muchas veces enfrentan procesos depresivos debido a que dejan de sentirse útiles dentro del seno familiar y en sus centros laborales.

Mediante el Programa para el Desarrollo Profesional Docente (Prodep), esta propuesta fue aprobada y recibió financiamiento anual por la cantidad de 281 mil pesos, para la adquisición de equipo, materiales, herramientas y becas para tres estudiantes de los últimos semestres de la FIME, quienes colaboraron en el proyecto.

“De ahí surgió todo el material que se requiere para desarrollar el trabajo, como la impresora 3D, que puede diseñar las piezas en un tiempo razonable y a un menor costo, aparte de que el material es resistente y flexible.”

Añadió que por iniciativa propia, los tres alumnos, quienes  además cursaron su servicio social en el laboratorio, se acercaron directamente al Centro de Rehabilitación e Inclusión Social de Veracruz (Crisver), donde les abrieron las puertas para conocer la labor que desarrollan y las necesidades de los usuarios.

Aunado a esto, también recibieron cursos de mecánica de prótesis y rehabilitación.

Ervin Jesús expresó que en un principio se realizó el diseño de la rodilla para que ésta fuera funcional, tuviera los ángulos correctos y las medidas exactas. Por su parte, los técnicos del Crisver aportaron sus puntos de vista y correcciones al respecto.

Señaló que la mayoría de las prótesis son ensambladas y tienen una parte flexible, lo cual aumenta su costo. En contraste, por el material con el que está hecho, el aparato creado por los universitarios puede doblarse sin fracturarse; tiene un peso de dos kilos y podría costar aproximadamente 10 mil pesos.

Actualmente el prototipo inicial de la prótesis está concluido y se encuentran en la etapa de pruebas, lo cual ha permitido determinar el empleo de más partes metálicas a fin de que soporte el peso de la persona.

Al término, este primer aparato podría ser donado al paciente que lo requiera y se le daría seguimiento para evitar su desgaste.

El académico de la FIME subrayó que éste es un proyecto a largo plazo, se espera la participación de más estudiantes que deseen contribuir al desarrollo y aplicación del conocimiento a favor de la población con discapacidad, toda vez que también se pretende incursionar en el diseño y elaboración de una mano a base de sensores que detecten el movimiento del músculo, que cierre y abra los dedos y sea independiente.

Asimismo, se busca continuar el vínculo con el Centro de Rehabilitación e Inclusión Social del Estado de Veracruz, además de otras instancias como el Centro de Investigación en Inteligencia Artificial (CIIA) y la Facultad de Medicina  de la UV.