Una pintura rupestre encontrada hace 41 años en la cueva de Los Escolares de Santa Elena (Jaén), declarada Patrimonio de la Humanidad como parte del arte rupestre del Arco Mediterráneo, ha sido destrozada cuando intentaron arrancarla para llevársela, según ha declarado el alcalde de la localidad, Juan Caminero.

El sábado por la mañana, un grupo de personas que fueron a visitarlas se dieron cuenta del destrozo causado y vieron que había un picotazo en el centro de la pared, ya que al parecer habían intentado llevarse un trozo de piedra y todavía quedaba polvo y lascas en el suelo.

El hecho ya se ha puesto en conocimiento de la Guardia Civil, y el alcalde informará también a la directora conservadora del Parque Natural de Despeñaperros, donde se encuentra la cueva dañada.

Caminero, que ha calificado el daño de ‘»irreparable'», ha asegurado que en el pueblo hay indignación, porque una parte de su historia, que nadie había tocado en 5.000 años, ahora se la quiera llevar ‘»un desalmado'».

En la pintura se distinguía un antropomorfo golondrina con los brazos muy prolongados y unos trozos desvaídos propios del periodo esquemático.

Deja una respuesta