Hoy “todo el patrimonio audiovisual mundial está en peligro; no puede decirse que se haya preservado en ninguna parte, alertó Irina Bokova, Directora General de la UNESCO al conemorarse el 27 de octubre el Día Mundial del Patrimonio Audiovisual.

En 2014 el tema de esta conmemoración es: se puede hacer mucho más para asegurar la preservación a largo plazo del patrimonio compartido del mundo.

“Los documentos audiovisuales, como películas y programas de radio y televisión, constituyen un registro fundamental de los siglos XX y XXI que contribuye a mantener la memoria común de toda la humanidad”, dijo, para luego enfatizar que “actualmente, en un momento en que se están registrando cambios monumentales que transforman el modo en que se generan y gestionan la información y los recursos y la forma en que se accede a ellos, y cuando está surgiendo una cantidad cada vez mayor de material audiovisual en formato digital (correos electrónicos, blogs, redes sociales y sitios web), todo el patrimonio audiovisual está en peligro. Millones de películas, grabaciones sonoras y en vídeo y discos corren el riesgo de convertirse en polvo, borrarse y desaparecer”.

Los documentos audiovisuales, como películas, programas de radio y televisión, grabaciones de audio y video, contienen los registros primarios de los siglos 20 y 21. Trascendiendo el idioma y las fronteras culturales, apelando de inmediato a la vista y el oído, al alfabetizado y al analfabeta, los documentos audiovisuales han transformado a la sociedad al pasar a ser un complemento permanente de la constancia escrita tradicional.

Uno de los objetivo del Día Mundial del Patrimonio Audiovisual y del Programa Memoria del Mundo, es impulsar la valiosa labor de los profesionales de la preservación para gestionar los aspectos técnicos, políticos, sociales y financieros, entre otros, que amenazan la salvaguardia del patrimonio.

En este contexto, la Conferencia General de la ONU aprobó en 2005 la conmemoración del Día Mundial del Patrimonio Audiovisual como mecanismo para concienciar a todo el público sobre la necesidad de tomar medidas urgentes y reconocer la importancia de los documentos audiovisuales como parte integrante de la identidad nacional.

El Programa Memoria del Mundo, se puso en marcha en 1992 para proteger y promover la preservación del patrimonio documental del mundo mediante mejores estrategias de preservación y acceso. “Debemos también concebir nuevos enfoques de los programas de archivos e impartir formación a los profesionales del sector para que puedan adaptarse a los cambios en el entorno político, tecnológico y cultural”, mencionó Irina Bokova,

 “Nos basamos para ello en el conjunto completo de instrumentos internacionales elaborados por la UNESCO para proteger el patrimonio cultural y documental y cuya aplicación apoyamos mediante el fortalecimiento de capacidades en los planos local y nacional. Esta labor reviste especial importancia en situaciones de crisis o de desastre”, mencionó Irina Bokova.

Y enfatizó que: Debemos actuar hoy para que las generaciones futuras puedan disfrutar mañana del patrimonio audiovisual común de la humanidad. Este patrimonio encierra enseñanzas, información y conocimientos que es esencial compartir. Es una de las bases de la identidad y la pertenencia, además de una fuente de innovación y creatividad. Por ello son tan importantes los archivos, porque son guardianes de nuestra memoria colectiva y garantizan el derecho a la verdad y el derecho a saber.

 

Imagen: Fotorama de Los Olvidados, de Luis Bueñuel, escena con Meche, el ojitos y Don Carmelo. Televisa

Deja un comentario