La organización no gubernamental (ONG) Fundación MarViva expresó hoy en Panamá su preocupación por los resultados de los muestreos realizados en los últimos seis meses, los cuales arrojaron un declive en la población de tiburones en el Pacífico panameño.

     Los estudios de referencia de 2009 a 2001 realizados con el apoyo de las estatales Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP) y de la Universidad de Panamá, además que del estadounidense Instituto Smithsoniano de Investigaciones Tropicales, confirmaron la disminución, señaló una fuente de MarViva.

     Los muestreos realizados a finales de 2013 por la bióloga y consultora independiente Marina Yehudi Rodríguez, con fondos de la organización “The Pew Charitable Trusts”, son una actualización de los estudios de referencia de 2009 a 2011.

     En esos estudios se determinó que 68 por ciento de los tiburones pescados en Panamá son de la especie “Sphyrna lewini” (tiburón martillo), de los cuales 96 por ciento eran neonatos y juveniles.

     La situación actual, según MarViva, arrojó que las poblaciones de tiburones han sido afectadas, debido a que estos especímenes son capturados todavía antes de que puedan reproducirse al menos una vez, lo cual pone en riesgo la salud de los ecosistemas marinos de Panamá y las actividades económicas vinculadas a pesca y turismo.

     En el estudio se concluyó también que las especies como el “Carcharhinus leucas” (tiburón toro) y el “Galeocerdo curvier” (tiburón tigre) prácticamente ya no forman parte de la pesquería, observándose sólo en muy pocos sitios de pesca, cuando anteriormente abundaban y eran muy comunes en los desembarques.

     MarViva subrayó que el acopio de testimonios de pescadores experimentados evidencian los cambios que se han dado en las poblaciones de tiburones desde hace 30 años y los cambios que se han dado en la población pesquera, hasta llevar a un punto se vulnerabilidad a algunas especies de este grupo de peces.

     Destacó que el interés, antes rentable por las aletas de mayor tamaño de los tiburones, ha caído ante la marcada ausencia de individuos de tallas grandes en las capturas, sin embargo los bajos volúmenes de tiburones capturados están representados por especies que se encuentran por debajo de su talla reproductiva

     Los tiburones tardan en promedio 15 años en alcanzar su etapa reproductiva.

     MarViva dijo que la información sobre la amenaza a los tiburones se comparte desde noviembre pasado con miembros de la sociedad civil en general y del sector pesquero, a través de la campaña “Panamá protege a sus tiburones”.

     El gerente de Ciencias de MarViva Panamá, Juan Posada, manifestó que “para MarViva es prioritario que Panamá se incline hacia la toma de acciones significativas en beneficio dela población de tiburones en sus aguas como una estrategia de lucha para tener ecosistemas marinos saludables y pesquerías sustentables”.

Deja un comentario