Como parte las acciones que realiza el Covecyt para difundir la ciencia y formar profesionistas en el área mantiene el Programa de Apropiación Social de la Ciencia y la Tecnología, gracias al cual Edith Escalón Portilla ganó un financiamiento para realizar la Maestría en Comunicación de la Ciencia y la Cultura del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO).

“En esta maestría puedes ubicarte y saber qué tipo de periodismo haces y qué tipo de periodismo científico han hecho otros, pero el ITESO tiene un enfoque más sociocultural, es decir que estudié la ciencia como un área de la cultura, desde un enfoque sociológico, de cómo se construye la ciencia, quién ostenta los conocimientos, quién los comparte o porqué no”, platica Edith.

Edith estudió Ciencias de la Comunicación y antes de salir de la facultad ya estaba haciendo prácticas en el área de prensa de la UV, al egresar la contrataron como reportera y había muchas fuentes, pero la científica no estaba desarrollada; como parte de su trabajo reporteaba eventos de teatro, deportes, música y otro tipo de actividades, pero también empezó a ir a seminarios y conferencias del área de las ciencias enfocados a investigadores y que no eran de difusión.

Poco a poco tuvo que adaptarse en la práctica a una nueva dinámica, le fue gustando conocer el área, fue aprendiendo y acostumbrándose a los términos; le quedó claro cómo es la estructura que le da sentido a la investigación científica, los retos a los que se enfrentan los investigadores y los elementos que debes identificar para sacar la nota, porque no se dice todo en las conferencias. Por ejemplo, dice Edith, a veces no dicen el impacto social de las investigaciones o sus aplicaciones, así que debes enfocar tus preguntas, pero ya con la práctica es más fácil porque puedes relacionar el conocimiento y se facilita el trabajo.

Durante 10 años Edith trabajó en el área de Prensa y con el área de Biológico Agropecuarias, una de las cinco áreas centrales de la universidad, y ahí se enteró de la convocatoria de Conacyt, la cual se abrió gracias a que seis estados del sureste hicieron un proyecto para solicitar al Conacyt un recurso para el Programa de Apropiación Social de la Ciencia y Tecnología y una parte de ese recurso era para formar especialistas en el área, cada estado hizo diferentes procedimientos para elegir a su representante, así que Edith la solicitó y gracias a su experiencia fue elegida junto con otras cinco personas para cursar la maestría de dos años. Dentro de los requisitos le pidieron que no reprobara, buen promedio y reportes semestrales de su desempeño, así como que regresara al estado de Veracruz.

De esta experiencia Edith se encuentra trabajando en su tesis y entiende la ciencia desde otra perspectiva, en la que no sólo se considera la trasmisión del conocimiento científico sino el impacto cultural y la asimilación de la ciencia en la vida de las personas.

Deja un comentario