Edward Teller

Edward Teller


Nació el 15 de enero de 1908 en Budapest (Hungría) en el seno de una próspera familia de origen judío. 

Cursó estudios en Alemania, en el Instituto de Tecnología de Karlsruhe y en las universidades de Munich y Liepzig.

Teller fue miembro de un grupo de destacados científicos que huyó de la Alemania de Hitler y terminó trabajando en el Proyecto Manhattan, el programa secreto para desarrollar la bomba atómica.

Muy pronto se interesó por la física atómica, primero con Niels Bohr en Copenhague y, posteriormente, en Gotinga. En 1935 emigró a Estados Unidos, y cinco años más tarde trabajó en Chicago con el equipo responsable de la primera reacción nuclear en cadena autosostenible.

Obtuvo en 1941 la nacionalidad estadounidense.

Trabajó junto al físico Enrico Fermi en éste y en otros proyectos sucesivos en las Universidades de Columbia, de Chicago y en Los Álamos, Nuevo México.

En 1943, Teller fue uno de los primeros en incorporarse al Proyecto Manhattan, en Los Álamos. Aunque el objetivo principal era el de construir una bomba de fisión, Teller empezó a considerar la posibilidad teórica de diseñar una mucho más poderosa bomba de fusión termonuclear.

La obtención del arma nuclear por parte de los soviéticos en 1949 reafirmó su ferviente posición anticomunista y comenzó a trabajar en una arma más efectiva, la bomba de hidrógeno, de la cual es considerado el principal arquitecto; tras varios años de trabajo, el primer ingenio termonuclear fue probado con éxito en el atolón de Enewalk, en 1952

Abandonó la enseñanza en 1975 pero permaneció como director emérito del laboratorio de radiación.

Fue consejero del gobierno de Estados Unidos en cuestiones de armamento nuclear y en 1982-1983 apoyó firmemente el programa de Iniciativa de Defensa Estratégica.

Edward Teller falleció el 9 de septiembre de 2003 en su casa del campus universitario de Stanford a causa de un infarto.

Deja un comentario