El lunes 5 de noviembre el Ballet Folklórico de la Universidad Veracruzana (UV) formará parte del ensamble que integrará el espectáculo Los mayas, dueños del tiempo, proyecto del Fondo Regional para la Cultura y las Artes (Forcas) de la zona sur, integrado por los institutos de cultura de Campeche, Chiapas, Tabasco, Quintana Roo, Veracruz y Yucatán.

         Ángel Ciro Silvestre García, director artístico del Ballet Folklórico de la UV, explicó que Los mayas, dueños del tiempo surgió como una iniciativa del Forcas, cuya coordinación para los seis estados se encuentra en el estado de Tabasco.

“El objetivo del Fondo es realizar proyectos culturales que impacten a todos los estados de la región; en esta ocasión, los directores de los seis ballets seleccionados creamos un programa artístico que combina una representación escénica del mundo maya en la primera parte y en la segunda, la imagen mestiza con música del folklor de cada estado, donde nosotros haremos una estampa jarocha”, explicó.

Las seis agrupaciones participantes son la Compañía de Danza Folklórica de la Ciudad de Villahermosa, el Gran Ballet Folklórico de Campeche, la Compañía Folklórica Candox, de Chiapas, el Ballet Folklórico de Quintana Roo, el Ballet Folklórico del Estado de Yucatán “Alfredo Cortes Aguilar” y el Ballet Folklórico de la UV.

El Instituto Veracruzano de la Cultura (Ivec) invitó al Ballet Folklórico de la UV a representar al estado en Los mayas, dueños del tiempo. Silvestre García reconoció que es una gran responsabilidad que implicó armar desde cero toda la primera parte de su participación.

“Aunque existen influencias en diversas culturas del estado, no hay zonas mayas como tal en Veracruz y el ballet no tenía montado nada de esta cultura. Además, tenemos la complicación de no contar con elementos auténticos de vestidos, ornamentos o música maya, lo único conocido es el arrullo llamado Koonex koonex, que se empleará para que cada grupo cree su cuadro coreográfico”.

El director artístico afirmó que algunos ballets orientados a un público turístico han realizado cuadros mayas buscando un resultado más teatral, donde se privilegie la espectacularidad, y se alejan de una propuesta escénica apegada a lo auténtico, que siempre ha sido la línea del Ballet de la UV.

“Para pensar en los tocados, vestidos y ornamentos que se emplearían en la presentación nos basamos en imágenes de códices y pinturas, pero no se van a usar telas brillantes, como lamés o cosas así, emplearemos gasas de algodón para dar texturas vaporosas, que se asemejen a las imágenes y emplearemos ixtle y otros materiales de la zona para los penachos y adornos”, dijo.

En relación a la coreografía de la parte destinada a la cultura maya, el coreógrafo y bailarín explicó que al no contar con información de una fuente directa que haga referencia a una danza, emplearán elementos de danzas indígenas de otras regiones del país para crear el número que se presentará.

“Esta es una complicación a la que nos enfrentamos como coreógrafos, ¿cómo hacer para representar algo que no sabemos cómo se hacía? Lo que hice en esta ocasión fue tomar elementos de diversas danzas indígenas que se conocen, como los Concheros o las danzas de ofrenda, y combinarlos en un lenguaje nuevo, en el que escénicamente se ofrece una interpretación a la cultura maya”.

En la segunda parte del espectáculo, destinada a la expresión mestiza de cada estado, el Ballet Folklórico de la UV realizará una estampa de son jarocho, que incluirá algunos de los bailes más icónicos de la agrupación.

“Somos el grupo que cierra, eso siempre es significativo y nos enorgullece mucho que así lo hayan decidido en la programación del espectáculo. Lo complicado de la segunda parte es que nos dieron un tiempo muy corto; en sólo nueve minutos haremos una estampa con sones que van de La bruja al Zapateado, para dar, aunque sea muy rápido, una idea de la riqueza del baile jarocho”.

Deja un comentario