El cambio climático está provocando modificaciones orográficas que en algunos casos son considerables.

En el Tibet, el lago sagrado budista Namtso perdió el puesto del mayor lago del Tíbet, en el suroeste de China, al darse un crecimiento del lago Serling Tso, cuya rápida expansión se ve impulsada por el deshielo de los glaciares y el aumento de las lluvias, según una nueva investigación.

El Serling Tso tenía una superficie de 2,391 kilómetros cuadrados en junio de este año, 369 kilómetros cuadrados más que el Namtso, lo que lo convirtió también en el segundo mayor lago salado de China, dijo un investigador asistente del Instituto de la Investigación de la Meseta Qinghai-Tíbet, subordinado a la Academia de Ciencias de China, Zhang Guoqing.

Debido al calentamiento global, los glaciares en la región han disminuido en un 15 por ciento en los últimos 30 años. La escorrentía anual de los glaciares aumentó de los 61,500 millones a los 79,500 millones de metros cúbicos durante el mismo período, lo que ha reabastecido el agua superficial, los ríos y los lagos, dijo Zhang.

La superficie de lagos en la región del Tíbet ha crecido en los últimos años, pero la expansión del Serling Tso ha sido notable, con aumento de 535 kilómetros cuadrados en su superficie, un tercio de su tamaño original, en la última década, indicó Zhang.

La expansión continuará previsiblemente, aunque los expertos no han llegado a un consenso sobre si la aceleración del deshielo de los glaciares o el aumento de las precipitaciones es el principal factor detrás de la expansión del Serling Tso, añadió

El crecimiento del lago ha inundado varios pastos pero también ha mejorado la ecología del área, dijeron a Xinhua funcionarios de los distritos de Xainza y Bangoin de la prefectura de Nagqu, donde está ubicado el lago.

Deja una respuesta