El cáncer, un mal que mata a 8.2 millones de personas en el mundo anualmente

Incidencia del cáncer en el mundo- EFE


El último Informe Mundial del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) anota que en 2012 se registraron 8,2 millones de nuevos casos y estima que esa cifra subirá a 22 millones anuales en las próximas dos décadas, apunta la Organización de las Naciones Unidas (ONU) durante el Día Mundial contra el Cáncer, en 2016, correspondiente al 4 de febrero.

El cáncer –señala la organización internacional- es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células. Puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo. El tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo. Muchos tipos de cáncer se podrían prevenir evitando la exposición a factores de riesgo comunes como el humo de tabaco. Además, un porcentaje importante de cánceres pueden curarse mediante cirugía, radioterapia o quimioterapia, especialmente si se detectan en una fase temprana.

La prevención y la detección temprana son fundamentales para detener el alarmante aumento de la incidencia de esta enfermedad. Más del 60% de los casos se concentran en África, Asia, América Central y del Sur. Esas regiones registran el 70% de las muertes a nivel global, principalmente por la falta de detección temprana de la enfermedad y el acceso a tratamientos.

Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, refirió que en los Objetivos de Desarrollo Sostenible que hicieron suyos todos los gobiernos, se exhorta a reducir en un tercio la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles, y el cáncer es una de estas.

Llamó a la comunidad internacional a “esforzarnos más para acabar con las múltiples tragedias que desata el cáncer” y refirió que alrededor de una tercera parte de todos los cánceres es prevenible, y otros tipos pueden curarse con el diagnóstico y el tratamiento tempranos. “Incluso cuando el cáncer está en una etapa avanzada, los pacientes deben recibir cuidados paliativos”, puntualizó.

Así, también insistió en que el cáncer aflige a todos los países, pero los que tienen menos recursos resultan más afectados: “Y no hay mejor ejemplo de ello que el flagelo del cáncer cervicouterino: en los países más pobres del mundo se registran 8 de cada 10 nuevos casos de cáncer cervicouterino y 9 de cada 10 muertes de mujeres por esta enfermedad”.

Remarcó que hoy día contamos con los conocimientos, la experiencia y los medios necesarios para proteger a todas las mujeres en todas partes del mundo contra éste mal, lo que incluye la prevención amplia del cáncer cervicouterino con la vacunación para proteger a las niñas de futuras infecciones por el virus del papiloma humano (VPH), medidas de detección y el tratamiento preventivo de lesiones precancerosas.

“El lugar donde vive una persona no debe determinar el riesgo de desarrollar un cáncer o de morir por esta causa. Debemos trabajar juntos para erradicar el cáncer cervicouterino como un problema de salud pública y reducir la carga de morbilidad por cáncer de todos los tipos que afecta a millones de personas”, insistió.

 

Datos y cifras

  • Los cánceres más mortiferos son los de pulmón, estómago, hígado, colon y mama.
  • Los tipos de cáncer más frecuentes son diferentes en el hombre y en la mujer.
  • Aproximadamente un 30% de las muertes se deben a cinco factores de riesgo conductuales y dietéticos: índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol.
  • Fumar es el factor de riesgo más importante y la causa del 22% de las muertes mundiales por cáncer y el 71% por cáncer de pulmón.
  • Los cánceres causados por las infecciones por virus, como las hepatitis B (VHB) y C (VHC) o los papilomavirus humanos (PVH), son responsables de hasta un 20% de las muertes en los países de ingresos bajos y medios.
  • Aproximadamente un 70% de las muertes registradas en 2008 se produjeron en países de ingresos bajos y medios.

Los comentarios están cerrados.