Después de la muerte de Albert Einstein, su cerebro fue resguardado para la investigación científica; las observaciones han revelado que algunas porciones de su anatomía son diferentes a las de la mayoría de las personas y se cree tienen relación con sus extraordinarias habilidades cognitivas, esto de acuerdo a un nuevo estudio liderado por el antropólogo Dean Falk de la Universidad Estatal de Florida.

Falk y sus colegas Frederick E. Lepore, de la Escuela de Medicina Robert Wood Johnson, y Adrianne Noe, directora de Museo Nacional de Salud y Medicina, describen por primera vez el cortex prefrontal del cerebro de Albert Einstein a partir del estudio de 14 fotografías recién descubiertas. Los investigadores compararon el cerebro del físico con el de 85 personas “normales” y a la luz de los actuales estudios de imaginería interpretaron las características inusuales de su cerebro.

“Aunque el tamaño y la forma asimétrica del cerebro de Einstein eran normales, el córtex prefrontal, el área somatosensorial primario, las cortezas parietal, temporal y occipital fueron extraordinarios. Estas características pudieron haber proporcionado las bases neurológicas de algunas de sus habilidades visuo-espaciales y matemáticas”, dijo Falk.

El estudio llamado “The cerebral cortex of Albert Einstein: a description and preliminary analysis of unpublished photographs”, fue publicado en el journal Brain y describe a detalle la anatomía del cerebro, entre lo que se destaca, como menciona Stalk, el tamaño de algunas zonas y que el cerebro de Einstein tiene asimetrías típicas en la zona prefrontal y occipital, llamadas petalias, así como asimétricas en los lóbulos parietales inferiores y superiores.

Desde la muerte del físico, acaecida en 1955, su cerebro fue removido y fotografiado por múltiples ángulos, con el debido permiso de su familia. Posteriormente fue diseccionado en 240 bloques, algunos de los cuales se prepararon en placas histológicas. Desafortunadamente, las fotografías, placas y bloques estuvieron fuera de la vista pública durante más de 55 años. Las 14 fotografías que los investigadores utilizaron ahora están en el Museo Nacional de Salud y Medicina, en Estados Unidos.

El documento publicado también muestra información sobre la preparación del cerebro de Einstein en 1955, realizada por el doctor Thomas Harvey, que ilustra a detalla la ubicación original de todas las zonas del cerebro antes de la disección, lo cual ayudad a entender mejor la anatomía integral del cerebro más famoso de la ciencia.

Para conocer el artículo y ver algunas fotos del cerebro de Einstein, se puede visitar este vínculo:

http://www.oxfordjournals.org/our_journals/brainj/press_releases/prpaper.pdf.

Referencias:

Dean Falk, Frederick E. Lepore and Adrianne Noe. “The cerebral cortex of Albert Einstein: a description and preliminary analysis of unpublished photographs”. Brain.

Deja un comentario