El Curiosity, el rover de la NASA que llegó a Marte el pasado agosto, encontró en su camino una roca de forma piramidal, más o menos del tamaño de un balón de fútbol, que se convertirá en el primer elemento que examinará su brazo robótico, el cual le aplicará rayos X, para perforarla.

La extraña formación geológica llamó la atención de los técnicos, por lo que el robot se detendrá unos días para analizarla. “En los próximos días el equipo de misión planifica tocar la roca con un espectrómetro para determinar su composición elemental, y usará una cámara montada sobre un brazo mecánico para la toma de fotografías de cerca”, señaló la Agencia aeroespacial estadounidense.

Los ingenieros de la NASA bautizaron a la roca como Jake Matijevic, en memoria de Jacob Matijevic, el ingeniero jefe de sistemas de operación en superficie del proyecto Curiosity , quien falleció el 20 de agosto, a los 64 años de edad.

Matijevic también fue el ingeniero principal en todas las misiones anteriores de la NASA con vehículos exploradores de Marte: Sojourner, Spirit y Opportunity.

Para la identificación de los elementos en la roca se usarán un espectrómetro de rayos X partícula Alfa, y el instrumento de química y cámara que produce un rayo láser. Una vez que el láser impacte la roca el espectrómetro examinará los elementos dispersos.
Los técnicos de la NASA han bautizado a la roca como “Jake Matijevic”, en memoria de Jacob Matijevic, el ingeniero jefe de sistemas de operación en superficie del proyecto Curiosity, quien falleció el 20 de agosto, a los 64 años de edad.

El Curiosity ha estado desplazándose por seis días consecutivos con distancias entre 22 y 37 metros diarias.
La misión, planificada para que dure unos dos años, tiene el propósito de determinar si en Marte ha habido condiciones para la existencia de la vida o puede haber condiciones que la sustenten cuando lleguen los humanos.
En días recientes el Curiosity apuntó una de sus cámaras al Sol y tomó imágenes de las dos lunas de Marte, Fobos y Deimos, en su paso frente al astro desde el punto de vista del robot.
Los exploradores marcianos gemelos de la NASA, Spirit y Opportunity, que descendieron en el planeta en 2004, también han captado imágenes de los tránsitos de las lunas de Marte frente al sol.
El añadido de las imágenes de Curiosity es parte de un estudio de largo plazo de los cambios en las órbitas lunares.

Deja un comentario