Jardines colgantes de Babilonia

Jardines colgantes de Babilonia


Las excavaciones en Babilonia comienzan en 1898, luego de que el káiser Guillermo II, de Alemania, maravillado por la cultura oriental que conoció en su viaje a Turquía realizado en 1897, cuando regresó a su país promovió la Deutsche Orient-Gesellschaft (DOG) (Sociedad Oriental Alemana) una asociación voluntaria para realizar trabajos de excavación arqueológica, con el fin primordial de obtener piezas de la antigüedad oriental, que fuesen incorporadas sobre todo al Museo de Berlín, el cual buscaba igualar con el del Louvre o el British, en cuanto a prestigio e importancia en este tipo de vestigios.

La DOG fue fundada oficialmente en enero de 1898 para promover el interés público en las antigüedades orientales, y fomentar la investigación arqueológica relacionada con las mismas y desde entonces compitió con organismos similares en Francia e Inglaterra, con la diferencia de que la Deutsche Orient-Gesellschaft se centró en las culturas de Oriente Medio desde los primeros tiempos hasta la época islámica.

Las excavaciones en Babilonia, comenzaron en 1899, dirigidas por Robert Koldewey, a quien se le dio la titularidad porque realizó varios viajes de investigación en el sur de Italia, Turquía y la Isla de Lesbos.

Babilonia la “Puerta de los Dioses” era una ciudad mitológica, que en la cultura occidental se identificaba como centro de la lujuria por influencia de algunos historiadores griegos y romanos, y aun de la maldad por influencia de la Biblia, donde se le denomina incluso “La Gran Ramera”. Su nombre era Babel en el Génesis y Babilu en los textos cuneiformes.

Durante los trabajos que realizó en esa zona descubrió la Puerta de Ishtar, los palacios de Nabucodonosor, y los Jardines Colgantes de Babilonia. Koldewey también afirmó haber descubierto la Torre de Babel.

Los fundadores de la DOG fueron una pléyade de miembros poderosos, ricos y bien conectados de la sociedad alemana, convocados por el Káiser, como Henri James Simon y el banquero Franz von Mendelssohn, lo que permitió que se realizarán las costosas excavaciones realizadas en Babilonia.

Sin embargo los trabajos de la DOG no fueron los primeros en la zona, si no que inglesa Indian Company promovió excavaciones durante el siglo XIX, pero sobre todo con el objeto de expoliar piezas que fueron llevadas al Museo Británico. Ese era el esplendor que el Káiser quería igualar.

Posteriormente, en 1901, el financiamiento de las excavaciones se hizo con subvenciones de los fondos imperiales, al pasar la Deutsche Orient-Gesellschaft a ser oficialmente una filial de la administración del museo alemán. Su trabajo en la antigua Bailonia se vio favorecido por las relaciones de amistad que existían entre los imperios alemán y otomano.

Pero la proximidad de la guerra hizo que las excavaciones se suspendieran el 23 de julio de 1914. El estallido de la Primera Guerra Mundial se dio en agosto de 1914.

Deja un comentario