En la década de los noventa se consideró extinta la especie de manatí en el sur de Veracruz, específicamente en el río Coatzacoalcos, debido a la contaminación fluvial, el tráfico de buques y la pérdida de su hábitat.

Sin embargo, una joven universitaria, Nailú Alejandra Morales García, egresada de la Facultad de Biología, consideró –tomando como base narraciones de habitantes de las orillas del Coatzacoalcos- que podrían existir especímenes aún en ese río.

De marzo de 2012 a febrero de 2013 se dedicó a hacer un trabajo de investigación sobre la presencia del mamífero en esa zona, para lo cual fijó como su área de estudio el río San Antonio, que se ubica dentro del tributario del río Coatzacoalcos –entre los municipios de Ixhuatlán del Sureste y Minatitlán.

Explicó que apoyándose en muestreos de navegación –con sonar de barrido lateral– y avistamientos indirectos –en los que contó con la colaboración de la población y pescadores– pudo efectuar 14 estudios con un total de 81 actividades de búsqueda que le dieron como resultado seis avistamientos, tres de ellos con sonar y tres por avistamientos.

La universitaria detectó que todos los animales eran adultos, más los habitantes de la zona reportaron la presencia de crías, lo que abre la expectativa a la posibilidad de reproducción y salvamento de la especie.

Nailú Alejandra califica de relevantes estos hallazgos, ya que permiten actualizar los datos de distribución de la especie en el país, y contribuyen a encontrar en el hábitat de los manatíes los canales de agua en los que se pueda promover su conservación.

Con los resultados obtenidos Nailú Morales elaboró su tesis de grado.

Al difundirse los resultados obtenidos y por la importancia de los mismos, Nailú Alejandra fue invitada por la Sociedad Internacional de Mamíferos Marinos a su congreso internacional que se realizó en Nueva Zelanda, en donde presentó su trabajo de investigación sobre la presencia del manatí en el sur de Veracruz.

Morales García viajó acompañada de su tutora de tesis y docente de la misma Facultad, Ibiza Martínez Serrano, doctora en Neuroetología, quien destacó los hallazgos realizados por la joven y dijo que es importante que se inicien programas de concienciación y educación ambiental, así como ampliar el proceso de investigación.

A la par, agregó, se trabajaría con la comunidad a fin de reforzar el valor que tiene el manatí, tanto ecológico como estético y de conservación de la especie.

La investigadora reconoció el apoyo que les brindó la Rectoría de la Universidad Veracruzana para que ambas pudieran asistir al congreso, “con lo que se demuestra que nuestra Universidad está en un proceso constante de crecimiento, está interesada en que sus alumnos puedan enriquecer sus conocimientos académicos, y con esta participación en Nueva Zelanda fortalece su posicionamiento en el ámbito internacional como una universidad importante”.

Añadió que junto con Morales García buscará que el proyecto siga creciendo tanto en espacio como en profundidad, y junto con ello el posgrado, la maestría y luego el doctorado, como es el interés de la UV en relación con sus alumnos.

Deja un comentario