Imagen del Metro de Londres, previo a la inauguración

Imagen del Metro de Londres, previo a la inauguración


El 10 de enero de 1863 a las a las 6 de la mañana, 6 trenes, cada uno con cuatro vagones, partieron con 10 minutos de diferencia y tardaron 33 minutos en recorrer los 6,5 kilómetros del trayecto del primer tren subterráneo del mundo, en el cual atravesaban 7 estaciones entre Paddington (Bishop’s Bridge) y Farringdon Street, en Londres, Inglaterra.

Y era realmente un tren, porque sus vagones lo jalaban locomotoras.

Ese día el servicio fue usado por más de 40,000 pasajeros a quienes no se les cobró.

La autorización para construirlo se emitió en 1854, pero se dieron varios retrasos, por motivos financieros, sobre todo, lo que llevó a que se inaugurase hasta el 10 de enero de 1863.

Como se utilizaban locomotoras de vapor se tuvieron que hacer varios huecos de ventilación; uno de los espacios más curiosos de ventilación se encuentra en los número 23 y 24 de Lenister Gardens, donde se levantó una fachada de hormigón para imitar las de las casas circundantes, después de que las construcciones que estaban ahí fueron demolidas, para dejar ese hueco a cielo abierto.

En el año 2013, como parte de los festejos por el 150 aniversario, el 10 de enero se inauguran siete nuevas estaciones, y a lo largo del año, se realizaron otros eventos, entre estos la exposición London Transport Museum, en la que se mostró una vieja locomotora de 1898 (Metropolitan Railway Locomotora de vapor n º 1), la cual se utilizó como transporte de primera clase, la cual volverá a realizar el mismo recorrido.

Esta fue la primera vez que una locomota de vapor circuló por las vías del subterráneo desde 1907 y su operabilidad fue probada previamente desde el 26 de febrero del 2012.

Mientras tanto, el Royal Mail y Real Casa de la Moneda pusó en circulación dos piezas de 2 libras y una serie de sellos y sobres de “primer día”. Un libro de 286 páginas titulado “Underground: 1863-2013”, revisa la historia de los 150 años del metro fue puesto a la venta en la tienda el Museo del Transporte de Covent Garden, por 25 libras.

 

Imagen: Escena en la plataforma de Baker Street el viernes, 09 de enero 1863, el día de la inauguración del Ferrocarril Metropolitano.

Se muestra al ingeniero John Fowler (sosteniendo el bastón) rodeado de sus huéspedes. Una locomotora de tren jala de los vagones en los rieles del ferrocarril occidental del Gran calibración 2-4-OT.

En la imagen también se ven las claraboyas que se instalaron para permitir el paso de la luz diurna, pozos aún existen, pero que hace tiempo fueron cerrados en la superficie.

Baker Street Station hoy apenas ha cambiado su aspecto, al cual se le añadieron pantallas electrónicas y los signos de señalización direccional. La estación fue renovado entre 1983 y 84.

Fuente: Metro de Londres.

Deja un comentario