Imagen coloreada del televisor CT-100 de RCA

Imagen coloreada del televisor CT-100 de RCA


El 25 de marzo de 1954 la empresa RCA (Radio Corporation of America) comenzó a fabricar el primer televisor en color de la historia, su modelo CT-100.

Aunque su precio fue bastante elevado: $1,000, el equivalente en el 2016 a $7,000 dólares aproximadamente.

En su momento el costo del televisor equivalía al que podría tener hoy un auto modesto nuevo.

Sin embargo aún cuando fue el primer aparato en fabricarse, no fue el primero en salir a la venta, si no que este logro correspondió a la Westinghouse con su modelo H840CK15, el cual fue armado a mano y tuvo un costo de 1,250 dólares, pero aún cuando salió con un par de semanas de anticipación y fue colocado en 60 tiendas de Nueva York, no se vendió un solo aparato.

Así, al CT-100, conocido popularmente como “El Merrill”,  le correspondió el haber sido el primer televisor a color vendido en el planeta.

En abril, como una colocación de emergencia, fue cuando el RCA CT-100 salió al mercado con el precio de 1,000 dólares, le bajaron el monto de venta al Westinghouse a 1,100 dólares, con lo se colocó una treintena de televisores.

Pero a los 5,000 equipos fabricados por la RCA tampoco les fue muy bien en ventas, porque la mayoría de la programación televisiva de la época era en blanco y negro, además de que estos primeros aparatos eran bastante inestables.

De hecho, aún cuando la RCA realizó una extensa campaña de publicidad no se vendieron el total de los aparatos, porque el precio se redujo a $495 en el mes de agosto.

Su total fracaso comercial estaba más que comprobado.

Los modelos del CT-100 tenían una pantalla de 12 pulgadas y suficientes perillas para que los niños aburridos con el programa siguieran frente al aparato, cambiando la imagen a tonos verduzcos o azulados.

Para llegar a esos televisores fabricados en Nueva Jersey se necesitaron años de investigación y pruebas en los laboratorios de la RCA y otras fábricas de aparatos electrónicos del mundo, pero su calidad era bastante lejana de lo ideal.

La revista Consumer Reports revisó el CT-100 en su edición de junio de 1954 y aunque lo encontró mejor en algunos aspectos que el equipo de Westinghouse, dijo:

“Ambos grupos estaban preocupados con” franjas de color “en torno a los objetos en la pantalla. Ningún conjunto ofreció incluso el grado mediocre de nitidez que se encuentra en la mayoría de los televisores modernos” en blanco y negro.

Hasta aquí la operación para la RCA era deficitaria, pero su estrategia era apoderarse del mercado que crecería irremediablemente en torno a la televisión en color.

El Brigadier General David Sarnoff, presidente de la junta directiva de la RCA, y su equipo comenzaron el programa de fabricación de los televisores a color en su fabrica de Bloomington, Indiana. RCA desarrolló el primer receptor de televisión a color y los componentes de lo que se convirtió en el estándar de color NTSC (comité del sistema de televisión nacional). La compañía dio licencias a los fabricantes de la competencia para el uso de la tecnología. A 100 días de haber recibido la aprobación del sistema NTSC del Consejo Federal de Comunicaciones, la RCA comenzó a enviar los televisores.

 

Características

El CT-100 tenía un tubo catódico de 15 pulgadas (38,1 cm) que utilizaba fósforos de color. Los fósforos tenían la cromaticidad correcta para corresponder a los estándares de televisión de color NTSC. El monitor tenía una anchura de 11 ½ pulgadas (29,21 cm). El receptor tenía un sintonizador de estilo de torreta que podía recibir canales VHF y UHF. La televisión ofrecía una imagen de 45,75 MHz y salida de sonido de 41,25 MHz. Tenía 36 tubos de vacío y un sistema mecánico complejo. El rojo y el verde tienen una apariencia y saturación más rica que el naranja, rojo, amarillo y verde de la televisión moderna. Al final del año, RCA incrementó el tamaño del tubo de imagen de 21 pulgadas (53,24 cm).

Deja un comentario