El Rainbow Warrior está recorriendo el mundo para promover la agricultura y energía renovables, esta embarcación de Greenpeace se alimenta únicamente de energía eólica, solar, fotovoltaica y térmica, para demostrar que la sustitución

de los hidrocarburos es posible

A su paso por tierras mexicanas, este proyecto pretende concientizar a los ciudadanos sobre el uso de energías renovables para la conservación del planeta y para garantizar calidad de vida a los habitantes del país.

De acuerdo con el sitio oficial del Rainbow Warrior, debido al calentamiento global el 68% de los mexicanos estaría en peligro, y el 71% del Producto Interno Bruto (PIB) se encuentra altamente expuesto al riesgo de aumento drástico de temperatura o desabasto de alimentos, producido en gran medida por el uso desmedido de hidrocarburos y componentes tóxicos empleados en la industria respectivamente.

Para dimensionar las afectaciones, los coordinadores de este proyecto en México mencionan que cabe recordar los efectos de los huracanes Ingrid y Manuel, que dejaron a su paso 157 muertos, 20 estados dañados, 309 municipios declarados zonas de desastre, 60 mil personas evacuadas, 29 mil habitantes en albergues, 57 carreteras afectadas.

Por otra parte el Rainbow Warrior apuesta por alcanzar la seguridad en los alimentos, así como la conservación de la diversidad, mediante una agricultura sustentable basada en la equidad entre los agricultores y las compañías productoras de alimentos.

Para lograr alimentos de calidad, es necesario que los cultivos cuenten con agua libre de contaminantes, en México el 70% de los cuerpos de agua presenta algún grado de contaminación por la descarga de aguas residuales con sustancias altamente tóxicas como mercurio y plomo, entre otras; las cuales son utilizadas en la producción de ropa.

La campaña Detox a bordo del Rainbow Warrior, busca que para 2020, las grandes compañías de la moda eliminen el uso de sustancias químicas peligrosas en la fabricación de sus prendas y al final lograr reducir a cero las descargas tóxicas en los cuerpos de agua del mundo, hasta el momento 17 firmas se han sumado a este proyecto, entre ellas se encuentra Burberry, misma que asumiera el compromiso después de una manifestación pacífica en la Plaza Antara en la Ciudad de México.

La visita del Rainbow Warrior a nuestro país busca lograr que la industria mexicana se sume al reto de producir de manera sustentable, para garantizar el derecho de los mexicanos a agua y alimentos libres de contaminantes. Además pretende que las leyes mexicanas se armonicen con la conservación del planeta.

Hasta el momento el Rainbow Warrior ha recorrido los puertos de Mazatlán, donde denunció el uso de suelos agrotóxicos; Puerto Vallarta, ahí se hizo énfasis en la no contaminación de cuerpos de agua; Acapulco, donde se llevó a cabo un “apagón” en la zona hotelera y próximamente abrirá sus puertas en Cozumel el próximo 14 de febrero, finalmente arribará al Puerto de Veracruz del 20 al 23 de febrero, estará abierto al público en horario de 10:00 am a 18:00 pm con recorridos guiados y una exposición fotográfica, el registro de asistentes ya se encuentra abierto en www.subetealbarco.org

Deja un comentario