Con cuatro toneladas de peso y un costo aproximado al millón doscientos cincuenta mil euros, crean en Japón al Kuratas KR-01, un robot gigante con capacidad de ser operado desde el dispositivo táctil de cualquier teléfono inteligente a través del sistema operativo V-Sido, compatible con cualquier smarthphone.

Su desplazamiento es por medio de unas patas con ruedas, aunque por su peso, su velocidad no supera los 10 kilómetros por hora; lo que serían sus extremidades superiores, como especie de brazos, son operadas desde un mando que imita los movimientos del operador, el cual puede estar sentado dentro del robot, en su pecho.

El Kuratas está acondicionado con un par de metralletas que disparan pequeños balines de plástico, hasta 6 mil por minuto.

Su costo resulta tan asequible que su compañía creadora, la Suidobashi Heavy Company, ya los comercializa en distintos colores, que van desde el amenazador negro, hasta el suave rosa, en algo así como un millón y medio de dólares.

Para que tengas una mejor idea de como es, aquí te dejamos éste video

Deja un comentario