El teatro queda en la piel, en la carne y hasta la médula de los huesos, los seres humanos aprendemos no sólo a través del intelecto, la emoción es también una forma de conocimiento. Ese es el premio que se llevan todos los jóvenes participantes en el XXII Festival de Teatro Universitario Manuel Montoro-Guillermo Barclay, de la Universidad Veracruzana (UV) y es lo que se debe reproducir y multiplicar con sus compañeros de todos los campus de nuestra universidad, afirmó la rectora Sara Ladrón de Guevara en la ceremonia de clausura del Festival.
“Es una frase trillada decir que todos son ganadores, pero es cierto. Pisar un escenario, decir una palabra, representar un personaje, dar una emoción, conocer un autor y transmitir ese conocimiento, hacer conciencia de su cuerpo y el movimiento, aceptar una dirección y trabajar juntos en equipo para lograr una meta, cambiar la sensación del tiempo y el espacio, eso es vivir la magia del teatro. Todo eso se llevan con la responsabilidad de decirle a sus compañeros: ‘Hagamos teatro, vale la pena’”, sostuvo.
         La rectora entregó el premio a mejor puesta en escena para estudiantes de la Facultad de Teatro, que se otorga por primera vez en el Festival, a la obra Clementina Charlotte, escrita y dirigida por Lucila Castillo Argüelles.
         Arturo Meseguer Lima, coordinador del festival, dijo que gracias a la colaboración con Enrique Singer, director del Festival de Teatro Universitario de la UNAM, ambos festivales se hermanarán, por lo que el grupo ganador se presentará en el Distrito Federal en febrero próximo.
         Esther Hernández Palacios, directora de Difusión Cultural de la UV, entregó el premio a mejor puesta en escena de la categoría libre a la obra Antígona, representante del campus Coatzacoalcos-Minatitlán; la obra La paloma, presentada por estudiantes del campus Veracruz-Boca del Río, recibió una mención honorífica; el segundo lugar correspondió a La 20, de los Talleres Libres de Arte de Poza Rica y el tercer lugar fue para Huelum, del campus Córdoba-Orizaba.
Manuel Montoro y Guillermo Barclay entregaron el premio a mejor dirección a Helena del Carmen Zapata Lara, por Antígona; el segundo lugar fue para Mónica Melgosa por Como felinos y el tercer lugar para Juan Santo, por La 20.
         El premio Manuel Fierro a mejor actor fue entregado por el actor Hosmé Israel a Gabriel Darío Caballero, quien interpretó a Creonte en Antígona; el segundo lugar fue para Bruno César González Hernández, de la obra La 20 y el tercer lugar para Juan Iván Rodríguez Ramírez, de la obra Huelum.
         Miriam Cházaro, actriz de la Orteuv, entregó el premio Guadalupe Balderas a mejor actriz a Lilian Michelle Reinaba Ruiz, por su papel de Tiresias en Antígona; el segundo puesto fue para Isamar Miranda, de la obra El gordo y el tercer lugar correspondió a Karen Lemus, de la obra Como felinos.
         Arturo Meseguer dijo que los apoyos brindados a los diversos grupos para la producción de sus obras se mantendrán para que sigan dando funciones y que el festival programará temporadas en el Ágora de la Ciudad y en el Teatro La Caja para finales de noviembre y se gestionarán espacios de presentación en los diferentes campus para que el trabajo de los jóvenes pueda seguir representándose.
En la premiación también se entregó un reconocimiento a Mercedes Sofía Herrera Velazco, ganadora del concurso de cartel para la XXII edición del Festival.

Deja un comentario