Telescopio espacial Hubble- NASA

Telescopio espacial Hubble- NASA


El telescopio espacial Hubble, de la NASA, quedó fuera de servicio desde el viernes 5 de octubre, poco después de las 6 m.p. de la hora del este de los Estados Unidos, debido a una falla grave, provocada por uno de sus giroscopios. Las operaciones científicas con Hubble han sido suspendidas mientras la NASA investiga la anomalía, se apunta en un comunico de la agencia espacial.

El giroscopio que falló había estado exhibiendo un comportamiento de estar llegando al final de su vida útil, durante el último año, por lo que su interrupción definitiva era algo esperado; lo mismo había ocurrido con otros dos giroscopios del mismo tipo ya habían fallado.

Sin embargo esto no fue lo que ocasionó la falla, si no que la misma ocurrió al encender un giroscopio substituto que se había mantenido en reserva. Al hacerlo el análisis de la telemetría de la nave espacial indicó que no estaba funcionando al nivel requerido para las operaciones.

El personal del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA y el Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial están realizando análisis y pruebas para determinar qué opciones están disponibles para recuperar el desempeño operacional del giroscopio.

Hubble tenía seis nuevos giroscopios instalados durante la Misión 4 de Servicio, en 2009. El Hubble usualmente usa tres giroscopios a la vez para obtener la máxima eficiencia, pero puede continuar haciendo observaciones científicas con solo uno.

El giroscopio que provocó la falla es uno de los tres que deberían estar funcionando, mientras que dos de esos giroscopios mejorados se están ejecutando actualmente.

Después del fallo el Hubble entró en modo seguro el viernes 5 de octubre. El modo seguro pone el telescopio en una configuración estable hasta que el control de tierra puede corregir el problema y regresar la misión a la operación normal.

Al encender el tercer giro mejorado que se había mantenido en reserva, el análisis de la telemetría de la nave espacial indicó que no estaba funcionando al nivel requerido para las operaciones. Como resultado, el Hubble permanece en modo seguro.

Se está formando una Junta de Revisión de Anomalías, que incluye expertos del equipo de Hubble y la industria familiarizada con el diseño y el rendimiento de este tipo de giroscopios, para investigar este problema y desarrollar el plan de recuperación. Si el resultado de esta investigación resulta en la recuperación del giro defectuoso, el Hubble reanudará las operaciones científicas en su configuración estándar de tres giroscopios.

Si el resultado indica que el giroscopio no es utilizable, el Hubble reanudará las operaciones científicas en un modo de “giro reducido” ya definido, que usa solo un giroscopio. Si bien el modo de giro reducido ofrece menos cobertura del cielo en un momento determinado, el impacto en las capacidades científicas en general es relativamente limitado.

Deja un comentario