Vocho azul

Vocho azul


El 30 de julio de 2003, un clásico del automovilismo mundial cerraba su página: De la planta de la Volkswagen ubicada en Puebla, México, salió el último Vocho del planeta, o escarabajo, como también le llamaban.

Todo comenzó el 1° de junio de 1934 cuando el constructor de automóviles austríaco Ferdinand Porsche  diseñó el modelo de tipo “escarabajo”, el Volkswagen (coche del pueblo) a pedido del Canciller de Alemania Adolfo Hitler, que rápidamente sería el coche más popular de Alemania.

Hitler pidió un vehículo básico que debería ser capaz de transportar a dos adultos y tres niños a una velocidad máxima de 100 km/h (62 mph), y que debiese costar no más de 990 Reichsmarks. El propio Hitler le sugirió a Porsche que se fijase en la naturaleza para conseguir una línea bella y aerodinámica. Debería tener, además, buenas cualidades para aguantar el peor trato imaginable; y ser de sencillo mantenimiento.

La denominación de “escarabajo” (Beetle en inglés)posiblemente se utilizó por primera vez en un artículo publicado el 3 Julio 1938 el New York Times, en una visión en la cual “miles y miles de pequeños insectos brillantes que pronto poblarían las autopistas alemanas”.

El 5 de agosto de 1955 en la fábrica de Wolfsburg, Alemania, sale de la planta el coche un millón. Este episodio marca la fuerza de la reconstrucción de la economía alemana, diez años después de la derrota de la II Guerra Mundial.

El 17 de febrero de 1972, en Frankfurt del Main la empresa Volkswagen anuncia haber vendido 15’007,034 unidades, sobrepasando la marca histórica de ventas del clásico “Ford T”.

En 1978 se dejó de fabricar el modelo sedan en Alemania; en enero 19 salió de su planta de Emden el Escarabajo 16.255.500, el último “Made in Germany”.

Después de esta fecha se continuaron montando Escarabajos en las plantas de Brasil, de donde salió el Escarabajo 20.000.000 el 15 de mayo de 1981.

La baja en el consumo de éste automóvil en todo el mundo propició que para 2003 se produjeran sólo 30,000 del pico de 1’300,000 que se tuvo en 1971.

En todo este tiempo el vehículo logró un posicionamiento popular en todo el mundo, al grado que se convirtió en insignia en muchos países, lo que permitió que un vehículo de este tipo brincase a convertirse en estrella cinematográfica de Walt Disney, con el vehículo Herbie en la película “Herbie Fully Loaded”, exhibida a partir de 2005.

El descenso en la compra de los vochos fue gradual, lo que propició que la fabricación mundial se restringiese sólo a la planta de México en 1996.

Volkswagen anunció el fin de la producción del “escarabajo” en mayo de 2003, por la baja paulatina de sus ventas desde la segunda mitad de los años noventa.

Para conmemorar la despedida de este icono de la industria automotriz, Volkswagen lanzó la “Última Edición” conformada por 3,000 unidades con características únicas.

El 30 de julio de 2003, sale de la línea de producción el último automóvil que fue inmediatamente enviado al museo de Volkswagen localizado en Autostadt ubicado en Wolfsburg.

“Al mero estilo mexicano” un mariachi entonó “Las Golondrinas”, un tema musical clásico utilizado para una despedida, en ésta ocasión musicalizada para el último automóvil construido.

Durante sus 69 años el diseño fue casi el mismo, pues el original solo sufrió leves modificaciones.

Deja un comentario