Marco Antonio Gurrola Hidalgo, con un pájaro carpintero real disecado, que ya desapareció

Marco Antonio Gurrola Hidalgo, con un pájaro carpintero real disecado, que ya desapareció


A nivel mundial hay aproximadamente 10 mil especies de aves, de las cuales, mil 150 (11 por ciento) habitan en México, y entre estas, 388 están dentro de la Norma Oficial Mexicana (NOM-059-SEMARNAT-2010), es decir, que están en riesgo, lo que incluye, probablemente extintas en el medio silvestre, en peligro de extinción, amenazadas o sujetas a protección especial.

 

A la mala noticia se suma otra más grave que es la extinción en nuestro país de 19 especies de aves endémicas (propias de una región o país), entre ellas, el toqui pinto de Guadalupe, el carpintero de pechera de Guadalupe, el salta roca de San Benedicto y el gorrión bigotudo, de la Isla Todos Santos.

Así lo informó el curador de la Colección Nacional de Aves de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Marco Antonio Gurrola Hidalgo, durante la conferencia “Las aves extintas y en peligro de extinción” que ofreció el viernes como parte de las actividades del Mes de la Biodiversidad que se realizó en el Museo de las Ciencias Universum.

Entre los factores que causan la defaunación están los desastres naturales como incendios, sequías, tormentas, inundaciones, erupción de volcanes, así como actividades humanas, entre ellas la cacería, la venta y el tráfico de aves.

Otro factor que pone en riesgo a las aves son las especies invasoras. “Es una especie que se encuentra en un área que por procesos naturales o por la introducción, se incorpora a la fauna local, por eso se considera como exótica o introducida”, explicó el experto.

Uno de los momentos de la conferencia que capturó la atención del auditorio, fue cuando el profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM, mostró dos ejemplares disecados del pájaro carpintero real, que ya desapareció.

Las regiones del país donde más han desaparecido las especies de aves son las islas de Baja California y Revillagigedo.

“Las islas se conservaron vírgenes por cientos de miles de años hasta que llegó el humano, metió fauna exótica o invasora y empezaron a convivir; hubo competencia por alimento, por nichos o se empezaron a alimentar de las especies nativas”, explicó en entrevista.

Para proteger a la fauna, el especialista recomendó a la población no comprar aves de ningún tipo y a las autoridades, aprobar y aplicar leyes más estrictas.

“Tenemos un mercado de Sonora (en la Cuidad de México) que sigue operando y en las carreteras, por ejemplo, en la de Toluca hay gente que vende pericos”, lamentó el biólogo.

Los comentarios están cerrados.