Asteroide acercándose a la Tierra

Asteroide acercándose a la Tierra


El próximo 19 de abril el asteroide 2014 JO25 -el cual tiene un diámetro de unos 640 metros y mide 1,4 kilómetros- se aproximará a la Tierra a una distancia de 4.6 lunas -o sea la distancia entre la Tierra y la Luna-, o lo que es lo mismo, a 1,8 millones de kilómetros, esto va a ser una aproximación muy cercana para un asteroide de este tamaño..

Aunque el Minor Planet Center, organismo de la Unión Astronómica Internacional, lo califica como ‘potencialmente peligroso’, no hay riesgo de impacto contra la Tierra. Esta clasificación se otorga a todos los objetos con tamaño suficiente para causar daños considerables y con una órbita potencial que lo aproxima a la Tierra.

El 2014 JO25 no volverá a estar tan cerca de nuestro planeta hasta dentro de unos 480 años, según los cálculos de la NASA.

Es el objeto de esta magnitud que ha estado más cerca de la Tierra en la última década. El próximo será 2012 TC4, que durante el próximo mes de octubre se acercará todavía más a nuestro planeta.

El asteroide 2014 JO25, fue descubierto en mayo de 2014 por astrónomos del Sky Encuesta Catalina, cerca de Tucson, Arizona – un proyecto del Programa de Observación NEO de la NASA en colaboración con la Universidad de Arizona (un NEO es un objeto cercano a la Tierra).

as mediciones de la misión NEOWISE de la NASA indican que el asteroide tiene un tamaño de alrededor de 650 metros, y que su superficie tiene aproximadamente el doble de reflexión que la de la Luna. En este momento se sabe muy poco más acerca de las propiedades físicas del objeto, a pesar de que su trayectoria es bien conocida.

El asteroide se acercará a la Tierra desde la dirección del Sol y se hará visible en el cielo nocturno después del 19 de abril. Se prevé que su brillo alcance una magnitud de 11, cuando podría ser visible con pequeños telescopios una o dos noches antes de que se desvanezca rápidamente en la distancia.

Los asteroides pequeños pasan a esta distancia de la Tierra varias veces por semana, pero este próximo acercamiento es el más cercano realizado por cualquier asteroide conocido de este tamaño, o más grande, desde que el asteroide Toutatis, de 5 kilómetros, se acercase a unas cuatro distancias lunares en septiembre de 2004. El próximo encuentro conocido de un asteroide de tamaño comparable se producirá en 2027, cuando el asteroide 1999 AN10, de 800 metros pasará a tan sólo una distancia lunar, es decir, a unos 380.000 kilómetros de la Tierra.

El encuentro de este 19 de abril proporciona una excelente oportunidad para estudiar este asteroide, y los astrónomos planean observarlo con telescopios de todo el mundo para aprender tanto sobre él como sea posible. Las observaciones de radar están previstas con el Sistema de Radar Solar Goldstone de la NASA en California, y el Observatorio de Arecibo de la Fundación Nacional de Ciencia en Puerto Rico, y las imágenes de radar resultantes podrían revelar detalles de la superficie tan pequeños como unos pocos metros.