Facebook rechazó que su nuevo ordenamiento del muro de los usuarios de la red social permita ver mensajes privados de los mismos.

El reclamo inicio cuando redactores del diario gratuito francés Metro, acusaron que los mensajes privados de algunos usuarios, de entre 2007 y 2009 aparecían abiertas al público en su muro al aplicarse el nuevo diseño de la página, y por tanto, podían ser vistos por terceros.

Después de esto, otros usuarios revisaron su historial en Facebook y confirmaron la violación de la privacidad a los usuario de Facebook, lo cual a su vez divulgaron en otras redes sociales, principalmente Twitter.

El director de Ingeniería de la empresa californiana, Andrew Bosworth, quiso detener la andanada con una inserción en su página en Facebook en donde escribió que:

“En el caso de que haya alguna preocupación, ésas son simplemente publicaciones en el muro y no mensajes personales. La gente se olvida de cómo solíamos usar el muro”.

Después la red social mediante un comunicado, atribuyó el incidente a que “algunas personas están viendo por primera vez” el nuevo muro.

“Un pequeño número de usuarios han manifestado su inquietud después de que aparecieran en su muro lo que erróneamente creyeron que eran mensajes privados. Nuestros ingenieros investigaron estos casos y descubrieron que los mensajes eran entradas más antiguas que siempre habían sido visibles en las páginas públicas de los usuarios “, anotó de manera formal Facebook.

El escándalo tomó tal proporción que el ministro francés de Recuperación Productiva, Arnaud Montebourg, y la ministra delegada encargada de las Pymes, Fleur Pellerin, pidieron a la dirección de Facebook explicaciones sobre la posible exhibición de mensajes privados de los usuarios de la red social.

Mediante boletín oficial ambos funcionarios manifestaron que “desean que se den explicaciones claras y transparentes sin demora” a los franceses ante la Comisión Nacional de Informática y de las Libertades (CNIL), autoridad independiente encargada de vigilar el respeto de la informática a la vida privada y las libertades individuales y públicas.

Igualmente pidieron ser informados sobre la naturaleza exacta del problema, tanto si se debe a un “modificación improvisada que confundió a las usuarios” o si fue por “una ruptura de la confidencialidad a través de la publicación de mensajes privados”.

Igualmente enfatizaron que este incidente “subraya una vez más la importancia de la protección de datos personales en el universo digital y la falta de transparencia en cuanto al trato de estos datos por parte de un actor como Facebook”.

Deja un comentario