Félix Ortiz Carreón

Félix Ortiz Carreón


Cuando nació Félix Ortiz Carreón el 21 de diciembre de 1990, en Iguala, Guerrero, a sus padres se les informó que su hijo padecía de parálisis cerebral, discapacidad motriz y de lenguaje.

Aún así, ahora destaca por sus conocimientos en el área de ciencias de la computación y por haber creado un Software de Tecnología Asistida para que personas con necesidades especiales -en específico por parálisis cerebral-, para que puedan comunicarse e incluso transmitir emociones, pero además con la característica de que se adapta a las necesidades del usuario.

Esto lo hizo acreedor al lo hizo acreedor al “Premio Nacional de la Juventud en 2016″ en el rubro de Discapacidad e Integración.

Hoy, Félix se desplaza en una silla de ruedas motorizada que él mismo adapto y que le permite comunicarse pese a no poder hablar, tecleando algunos comandos en su computador que a su vez, reproduce las palabras automáticamente. Esto, lo ha llevado a ser comparado, no sólo por su intelecto sino también por su calidad humana, con el científico, Stephen Hawking, y ya lo reconocen así: El Stephen Hawking mexicano.

Su madre Luz Elvira Carreón, fuese quien le enseñó a leer, sumar, dividir y multiplicar, operaciones que domino desde los 3 años, mostrando sus grandes capacidades intelectuales.

A los cinco años de edad ingresó al Sistema de Educación Especial, donde sólo curso un año. Gracias a su capacidad, pasión, perseverancia, inteligencia y al apoyo de su familia, le abrieron las puertas para que fuera integrado al Sistema de Educación Básico, convirtiéndose así en pionero en integración de personas con capacidades diferentes.

De tal forma, se preparó durante toda su educación básica y media superior en dicho sistema y luego, continuó su camino en el Instituto Tecnológico de Iguala (ITI), donde cursó la Carrera de Ingeniería en Sistemas Computacionales y posteriormente realizó una maestría en Ciencias Computacionales, en el Centro Nacional de Investigación y Desarrollo Tecnológico (Cenidet), donde obtuvo el grado gracias al proyecto denominado “Metodología de comunicación aumentativa y alternativa para personas con parálisis cerebral, mediante mecanismos heterogéneos de interacción humano-computadora”, que consistió en el planteamiento del uso de dispositivos y software de forma integral, para lograr una comunicación eficiente entre el usuario y el interlocutor.

 

1 HEAD felix0404

El proyecto fue dirigido por el doctor Gabriel González Serna, catedrático e investigador adscrito al Cenidet, quien comentó que el sistema de comunicación puede ser utilizado mediante tres dispositivos de interacción: interfaz cerebro computadora (ICC), que consta de una diadema; el Eye Tribe, que es un dispositivo para seguir la posición de los ojos en pantalla; y ratones de computadora adaptados. Asimismo, fue preciso diseñar una aplicación con base en pictogramas (imágenes) que permiten al usuario formar oraciones teniendo en cuenta el verbo, sustantivo y complemento, en ese orden de selección.

“El sistema cuenta con palabras precargadas, relacionadas con tres diferentes contextos de conversación, además de que cada palabra está ponderada emocionalmente (felicidad, tristeza), esta información se obtuvo de un trabajo previo en el estado del arte. Al iniciar el sistema, el usuario debe seleccionar el dispositivo de interacción que va a utilizar, para después elegir el estado emocional y contexto en el que se encuentra”, explicó Félix Ortiz respecto al procesamiento de la información para proyectar el estado anímico del usuario.

Actualmente, el software y la investigación se encuentran en proceso de registro ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor (Indautor) y cuenta con resultados derivados de las pruebas en usuarios reales, mismos de los que partirán para realizar modificaciones.

1 sistema0404“Se realizaron pruebas del sistema con personas con parálisis cerebral en el Centro de Rehabilitación APAC en la Ciudad de México. Cabe señalar que las personas que probaron dicho sistema lo aceptaron de buena manera, opinando mediante un test de evaluación de experiencia del usuario que el sistema es útil y se acopla a sus requerimientos”, precisó Félix Ortiz.

Un joven perseverante

Desde su nacimiento, Félix padece parálisis cerebral, circunstancia que dificulta su función motriz y verbal. Sin embargo, esta situación lo impulsó desde pequeño a esforzarse más que sus compañeros y desarrollar habilidades de comunicación. Durante su educación primaria, escribía con gran dificultad, por lo que decidió apoyarse en el uso de la computadora.

“En sexto grado, los maestros de educación especial les dijeron a mis papás que debía aprender a utilizar la computadora, ya que en secundaria serían más profesores y se me acumularían las tareas. Entonces mis padres compraron mi primera computadora de escritorio, que fue mi principal herramienta para realizar mis tareas escolares y de gran importancia para mi comunicación, surgiendo el interés en enfocarme al mundo tecnológico”.

Para Félix Ortiz, el 2016 marcó una etapa crucial en su vida al recibir el Premio Nacional de la Juventud en la categoría de Discapacidad e Integración, distinción que, como él explica, reitera su compromiso por alcanzar nuevas metas.

“Este reconocimiento es gracias a mis padres y a todas las personas que me han brindado su apoyo y la oportunidad de desenvolverme como un estudiante normal. Desde la escuela de educación especial hasta el Cenidet, maestros y compañeros no establecieron barreras ni limitantes para que yo me integrara a las actividades habituales dentro y fuera del aula”.

El joven guerrerense trabaja actualmente vía remota para una empresa tecnológica situada en la Ciudad de México, en el área de programación, y desea en un futuro próximo crear una empresa de software con una línea enfocada en proyectos tecnológicos en beneficio de personas con discapacidad, para brindarles herramientas que optimicen su desenvolvimiento.