Florence Rena Sabin

Florence Rena Sabin


Sandra Isabel Jiménez Mateos

Florence Rena Sabin, prestigiosa inmunóloga de la primera mitad del Siglo XX,  nació en Central City, Colorado, Estados Unidos, el 9 de noviembre de 1871 y falleció en Denver, Colorado, Estados Unidos, el 3 de octubre de 1953.

Aunque obtuvo su “Bachelor of sciences” en 1893, no pudo ingresar a la Escuela de medicina de la John Hopkins en ese año, aún cuando la prestigiosa academia admitía por vez primera varias mujeres en sus aulas, por falta de dinero, por lo cual se vio obligada a enseñar matemáticas en el Wolfe Hall, de Denver, durante dos años, y zoología en el Smith College durante el curso 1895-96. Ese verano estuvo en los Laboratorios de Biología Marina de Woods Hole. En otoño ingresó finalmente en la Escuela de medicina de la John Hopkins University

Así en 1896, fue una de las primeras mujeres en acceder a la John Hopkins Medical School.

Aún como estudiante investigó la estructura y funciones de la médula y del mesencéfalo; fue recogiendo sistemáticamente series de cortes microscópicos de estas regiones del sistema nervioso central de un recién nacido. Con su trabajo, tras su graduación publicó “An Atlas of the Medulla and Midbrain” un atlas donde construía un modelo tridimensional del cerebro medio e inferior, que pronto se convirtió en la obra de referencia de la época sobre este tema y es considerado como una de las obras fundamentales en el campo de la medicina.

A pesar de la reticencia de la John Hopkins a contratar mujeres en la Facultad o Escuela de Medicina, en 1903 fue admitida como auxiliar de Anatomía; en 1905 fue profesora asociada o ayudante. Cuando el profesor Franklin P. Mall, director del Departamento de Anatomía, murió en 1917, ella había publicado bastante y adquirido prestigio. Lo normal es que hubiera sido nombrada su sucesora, pero lo fue uno de sus alumnos, Lewis Weed, a pesar de las protestas de muchos estudiantes. En cambio la nombraron profesora de histología. Durante esta etapa investigó el sistema linfático, sobre el que publicó numerosos trabajos en forma de artículos, memorias o capítulos de libro. catedrática de Histología en 1917.

En 1924 fue la primera mujer en presidir la American Association of Anatomists y, en 1926, también fue la primera mujer en ser elegida miembro de la National Academy of Science.

Sus trabajos de investigación arrojaron nueva luz sobre los canales linfáticos, de los que se sabía muy poco y sobre el origen de las células sanguíneas. De 1947 a 1951, presidió el Interim Board of the Health and Hospital de Denver.

En 1953 sufrió una descompensación cardiaca, una neumonía y otras complicaciones que la pusieron grave. Mientras se recuperaba de esto, siendo una ardiente fan de los Dodgers, se acomodó el 3 de octubre de 1953 ante su televisor para ver el partido de la serie mundial en la que participaban los Dodgers, precisamente. El resultado ya no lo vio, pues sufrió un ataque al corazón que terminó con su vida.

A su muerte e l Denver Post la llamó la “Primera Dama de la Ciencia estadounidense”.

Deja un comentario