La ola de frío que azota las zonas altoandinas de Perú ocasionó la muerte de al menos 1,230 de crías de camélidos sudamericanos, alertó hoy el alcalde de la provincia peruana de Caylloma, Eloy Rojas.

     García, encargado del distrito de Lari, en la región peruana de Arequipa, a 1,030 kilómetros al sur de Lima, precisó que de las 24,600 cabezas de ganado con que cuenta esta localidad se estima que se perdió alrededor del 5 por ciento.

     En Perú hay dos especies silvestres de camélidos, la vicuña y el guanaco, y dos domesticadas, la alpaca y la llama.

     El alcalde Rojas también exhortó la población a prevenir una catástrofe por frío en la región, donde se prevé un incremento de la mortandad de ganado hasta en 15 por ciento en los próximos meses, lo que equivaldría a unas 3,690 cabezas de camélidos.

     Rojas explicó que su despacho solicitó al Ministerio de Agricultura y al gobierno regional el envío de alimentos y vitaminas con la finalidad de proteger al ganado que se encuentra expuesto al frío intenso en las zonas altoandinas de este país.

     Las bajas temperaturas, cercanas a los 7 grados centígrados bajo cero, que se agudizan en junio y julio, no solamente han afectado a los camélidos sudamericanos, sino también a las poblaciones humanas, especialmente a menores de cinco años.  

     Una de las poblaciones más afectadas es la región surandina de Cusco, a 1,105 kilómetros al sureste de Lima, donde en lo que va de este año se han reportado 28,756 casos de afecciones respiratorias y 13 menores de cinco años fallecidos.

Deja un comentario