El genetista Roberto Lagunes Torres

El genetista Roberto Lagunes Torres


Roberto Lagunes Torres, es genetista, adscrito al Instituto de Investigaciones Médico Biológicas (IIMB) de la Universidad Veracruzana (UV),y ahí escucho a los alumnos quejarse una y otra vez que los libros de genética tienen conceptos complicados, difíciles de entender… y de ahí le nació el interés por escribir un libro que aborde las bases de la genética de manera sencilla y didáctica.

Fue entonces que desde 2002 se estableció el compromiso personal por realizar su libro, motivado por su guía y maestro, el doctor Jesús Guízar.

Hoy es coautor del libro “Fundamentos de genética médica para estudiantes de pregrado”, editado por la Editorial Alfil, el cual compila 25 años de experiencia del galeno e investigador.

La obra es un libro clínico diseñado para el curso de Genética Médica, realizado en colaboración con Roberto Lagunes Córdoba y Cecilia Aída Bustamante Reyes, en el cual todas las ilustraciones fueron hechas por Roberto Lagunes.

“En México es común encontrar libros de genética para biólogos o científicos en general y en su mayoría son extranjeros, escritos originalmente en otros idiomas”, afirmó el genetista.

La obra incluye datos de genética, estadísticas y algunos casos médicos, así como un capítulo sobre la forma de abordar los padecimientos genéticos ante los familiares de los pacientes, ya que “dar una noticia sobre un padecimiento genético tiene un manejo psicológico y no únicamente médico”.

La portada es el genoma humano realizado por una alumna, mezclada con un dibujo del propio autor sobre la estructura del ADN y las bases nitrogenadas que determinan la información genética.

Una vida dedicada a la genética

Roberto Lagunes Torres inició en el estudio de la genética en 1979 y desde entonces la convirtió en su pasión. Sostuvo que en la actualidad el campo de la genética es lo que le va a dar a la medicina moderna su sello específico: “Hoy en día nada se escapa de la genética; por ejemplo, en la hipertensión arterial son mil 500 genes los que se conocen y gracias a ellos se ha podido controlar la enfermedad”.

La genética es compleja, es parecida a la fisiología, se deben entender los mecanismos poco a poco para tener una visión global, expresó.

En el libro buscó plasmar sus ideas, conocimientos y experiencias, de forma tal que fuera útil para todos los alumnos pues en México existen pocos médicos que optan por dedicarse al estudio de la genética.

“No es que sea difícil, los conceptos son complicados pero entendibles, sólo que los alumnos deben de entenderlos y conocerlos, hay que enamorarlos de la genética para que se interesen en ella.”

El libro cumple dos objetivos: dotar de conocimientos de las bases de la genética, es decir, que los estudiantes se familiaricen con el lenguaje médico genético que ha surgido con los avances a niveles moleculares, y dotar al alumno de ciencias de la salud de los criterios que le permitan sospechar de un padecimiento clínico partiendo de un diagnóstico médico.

El libro es resultado de 25 años de experiencia

El libro es resultado de 25 años de experiencia

Al respecto, el galeno manifestó su preocupación por la responsabilidad que tiene un genetista, “un diagnóstico correcto permite dar una información veraz y oportuna a los familiares para atender de manera adecuada al paciente ante un padecimiento genético”.

El investigador subrayó la relevancia de agudizar el sentido clínico para dar un diagnóstico adecuado. Hay padecimientos genéticos sencillos, como por ejemplo la enfermedad de Von Recklinghausen conocida como neurofibromatosis diseminada y que consiste en manchas de color café en el cuerpo y tumores pequeños, la cual no tiene mayor trascendencia.

Existen también personas que tienen un mechón blanco en la frente o quienes tienen un ojo de color azul y el otro verde, todos ellos son padecimientos genéticos que en ocasiones tienen secuelas como sordera y son transmitidos generacionalmente.

Adicionalmente, existen padecimientos comunes como son los errores del metabolismo donde los niños no toleran la fenilalanina, que es un aminoácido, o la lactosa.

“Todas esas enfermedades deben ser diagnosticadas adecuadamente y tratadas como un padecimiento genético para ser abordadas por la familia y los médicos.”

El investigador informó que el libro será presentado próximamente y estará disponible para todos los estudiantes de Medicina y del Área Académica de Ciencias de la Salud.

“Es importante acercar el conocimiento a los estudiantes, compartir con ellos la experiencia para que más personas se interesen por la genética y los avances médicos sigan mejorando nuestra vida”, concluyó.

Los comentarios están cerrados.