Georges Lemaitre, sacerdote y padre de la Teoría del Big Bang

Big Bang


Georges Henri Joseph Édouard Lemaître, quien daría inicio a la Teoría del Big Bang, y considerado como uno de los genios de la astronomía moderna, nació en Charleroi, Bélgica, el 17 de julio de 1894.

Si bien Lemaitre era tan apasionado de la ciencia como de la religión, siempre fue contrario a mezclar estas dos disciplinas en un mismo proyecto.

Se resistió a la idea de que la religión jugara un papel en el desarrollo de la ciencia, incluso cuando las teoría hablaban del origen del Universo como el Big Bang.

Este sacerdote pensaba que era importante mantener una separación entre las ideas científicas y las creencias religiosas sobre la creación.

Desde muy joven, Lemaître descubrió su doble vocación de religioso y científico. Su padre le aconsejó estudiar primero ingeniería, y así lo hizo, aunque su trayectoria se complicó porque se pasó a la física y además porque, en mitad de sus estudios, estalló la Primera Guerra Mundial; se cuenta que entre batallas, Lemaitre leía una copia del génesis y el trabajo del físico francés Henri Poincaré.

A la edad de 17 años entró en la Escuela de Ingenieros de la Universidad de Lovaina y estudió ingeniería civil. Después de servir como voluntario en el ejército belga durante la Primera Guerra Mundial, empezó a estudiar física y matemáticas, incluyendo la teoría de la relatividad de Albert Einstein. Recibió su doctorado en 1920 y ese mismo año ingresó en el Seminario de Malinas. El 22 de septiembre de 1923 fue ordenado sacerdote por el Cardenal Desiderio José Mercier. Ese año le fueron concedidas dos becas de investigación, una del gobierno belga y otra de una fundación estadounidense, y fue admitido en la Universidad de Cambridge (Inglaterra) como investigador de astronomía.

En 1927, publicó un informe en el que resolvió las ecuaciones de Einstein sobre la geometría del universo (que Alexander Friedman ya había resuelto, sin que Lemaître lo supiera) y sugirió que se estaba expandiendo, según una de las soluciones, y que es por ello que los astrónomos Vesto Slipher y Carl Wilhelm Wirtz habían observado un corrimiento hacia el rojo de la luz de las nebulosas espirales.

Así, en 1931, propuso la idea de que el universo se originó en la explosión de un «Átomo Primigenio», «Huevo Cósmico», un punto de enorme densidad que al explotar fue origen de la expansión y la creación de materia. Dicha explosión ahora se llama el Big Bang o Gran Estallido; así explicó matemáticamente la fuga de las galaxias. Es, por tanto, el padre de la Teoría del Big Bang.

Con esta propuesta fue también el primero en demostrar que la idea original de Albert Einstein sobre que el Universo no se expande, es imposible. Lemaitre concluyó que el Universo estaba cambiando todo el tiempo, que se estaba expandiendo. A partir de esa premisa el Universo tenía una historia, no era eterno.

Esta teoría al año siguiente la confirmaría por observación directa el astrónomo norteamericano Edwin Powell Hubble, y posteriormente el físico ruso nacionalizado norteamericano George Gamow la denominaría en 1948 el ‘”Big Bang'” (El Gran Estallido).

Lemaitre era una persona muy modesta y nunca hizo mucha publicidad de sus resultados. Por ejemplo, dio con la teoría de Hubble dos años ante que él, y durante toda su carrera, llamó a estas leyes, las leyes de Hubble

La ley de Hubble dice que en cada momento de la historia del universo hay una proporcionalidad entre el corrimiento al rojo y distancia (consecuentemente también entre velocidad y distancia) pero no dice, en sí misma, cómo evoluciona el universo. No dice si la expansión se acelera, se frena o si permanece constante.

Más adelante estimará que la edad del Universo es de entre 10 y 20 mil millones de años.

El abate Lemaitre fue profesor de la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica. Falleció el 20 de junio de 1966

Deja un comentario