Gertrude Belle Elion


Gertrude Belle Elion, fue Premio Nobel de Medicna por sus descubrimientos sobre el tratamiento de diversas enfemedades con medicamentos, en 1988, pero las reticencias hacia las mujeres para que tuvieran estudios superiores impidió que pudiese doctorarse en química.

Nació el 23 de enero de 1918, en Nueva York, siendo hija de inmigrantes judíos que llegaron de Europa a Estados Unidos. Sus padres fueron Robert Elion, un inmigrante judío lituano y dentista, y Bertha Cohen, una inmigrante polaca

Su interés por la ciencia y en particular por la química se acrecentó cuando tenía 15 años, al ver morir a su abuelo de cáncer. Quería conocer a ese mal, para poder combatirlo y curar a quienes lo padecen.

Gertrude Belle ingresó al Hunter College, donde se licenció en química, pero para poderlo lograr tuvo que conseguir una beca, porque su familia no le pudo seguir pagando los estudios debido a la Gran Depresión que sufrió Estados Unidos en 1929, época en la que perdieron su riqueza, graduándose summa cum laude en 1937 con una licenciatura en química.

Aún con el titulo, le costó conseguir trabajo de investigación, aún sin paga, por los prejuicios que existían en esa época hacia las mujeres científicas.

Sus quince solicitudes de ayuda financiera para estudios de postgrado fueron rechazadas por prejuicios de género, por lo que se matriculó en una escuela de secretariado, a la que asistió sólo seis semanas antes de encontrar un trabajo con este oficio, y luego conseguir otro empleo como profesora de secundaria.

Finalmente Gertrude Elion consiguió empleo como ayudante de laboratorio y profesora de química, con lo cual pudo costearse los estudios de máster en Química, los cuales comenzó en 1939, en la Universidad de Nueva York, donde era la única mujer de su clase.

Los prejuicios de género de la época le impidieron obtener el título de doctora, pero posteriormente -por su trabajo- le otrogaron tres doctorados honoris causa, por la Universidad George Washington, la Universidad de Brown y la Universidad de Michigan.

Así estuvo como supervisora en los supermercados A&P y para un laboratorio de alimentos en Nueva York, probando la acidez de los pepinillos y el color de la yema de huevo al entrar en la mayonesa y luego cambió su empleo por un puesto en Johnson and Johnson que esperaba fuera más prometedor, pero que en última instancia implicaba probar la fuerza de las suturas.

Al ingresar Estados Unidos a la II Guerra Mundial, muchos técnicos de laboratorio partieron al frente de batalla y eso abrió la entrada de las mujeres científicas a cargos antes inaccesibles.

Así en 1944 comenzó como asistente de George H. Hitchings en la compañía farmacéutica Burroughs-Wellcome (actualmente GlaxoSmithKline). Ahí pasó de ser experta en química orgánica a los campos de la bioquímica, la inmunología y la farmacología.

Gertrude Belle Elion, la mujer que hizo posibles los transplantes de órganos, pero a la que no dejaron tener un doctorado

Con George H. Hitchings compartió el Nobel en 1988, al igual que con  James W. Black, por descubrir “principios clave sobre el desarrollo y el tratamiento con medicamentos», o sea el estudio de las diferencias bioquímicas entre células humanas normales y patógenas (agentes causantes de enfermedades) para diseñar fármacos que pudieran eliminar o inhibir la reproducción de patógenos particulares sin dañar las células huéspedes. El uso de métodos innovadores de diseño racional de medicamentos para el desarrollo de nuevos fármacos.

Este nuevo método se centró en la comprensión del objetivo de la droga en lugar de utilizar simplemente el ensayo y el error. 

Gertrude Elion revolucionó la elaboración de medicamentos al descubrir fármacos todavía hoy esenciales, como la azatioprina para los trasplantes de órganos, la mercaptopurina para la leucemia y el aciclovir contra el virus del herpes. Además contribuyó al desarrollo del primer medicamento contra el sida, el AZT.

En 1991 se convirtió en la primera mujer en ingresar al National Inventors Hall of Fame.

Murió en 1998 por causas naturales, tras una vida dedicada a la farmacología y la curación de enfermedades.

Deja una respuesta