Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, se terminó de escribir el 11 de enero de 2007

Poster Harry Potter y las Reliquias de la Muerte


JK Rowling terminó de escribir “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte” en el hotel Balmoral, en Edimburgo, donde escribió en un busto de Hermes el mensaje “JK Rowling terminó de escribir Harry Potter y las reliquias de la Muerte en esta habitación (652) el 11 de enero de 2007”.

Ese, el último libro de la saga, fue lanzado al mercado el 21 de julio de 2007, y se vendieron 11 millones de copias en su primer día, tan sólo en el Reino Unido y Estados Unidos

Al hacerse ese tiraje la serie, con un total de 4,195 páginas, había sido traducida, totalmente o en parte, a 74 idiomas.

10 años después, en el 2017, Joanne Rowling, como es el nombre de la autora de la saga, reveló como ideó éste último tomo, en un documental para la BBC de Inglaterra, titulado Harry Potter: Una historia de magia, estrenado el 28 de octubre de 2017.

Rowling mencionó que, mientras diseñaba a la profesora Sprout, de especial importancia en Las Reliquias, veía la película de John Houston El hombre que pudo reinar (1975) protagonizada por Sean Connery y Michael Caine.

Ahí aparece varias veces un símbolo masónico, muy similar al de Las Reliquias.

Xenophilius Lovegood (Rhys Ifans) con el colgante de las Reliquias de la Muerte

Xenophilius Lovegood (Rhys Ifans) con el colgante de las Reliquias de la Muerte

 

A su vez, este signo adquirió especial importancia para Rowling porque en esa época falleció su madre. “La razón por la cual puedo ser increíblemente precisa sobre cuándo dibujé esto (el boceto de Sprout) es que en algún momento entre estar diseñándola y viendo la película, mi madre murió”, sostuvo. “El símbolo masónico es muy importante en ese largometraje, y fue literalmente 20 años después cuando miré el signo de las Reliquias de la Muerte y me di cuenta de lo similares que eran”, declaró Rowling.

El signo de las Reliquias de la Muerte, es un triángulo con un círculo y una línea vertical en su interior, de especial importancia en el séptimo libro y las dos últimas películas de la saga. Las Reliquias de la Muerte se detallan en una de las historias de Beedle el Bardo y las conforman la Capa de la Invisibilidad, la Piedra de la Resurrección y la Varita de Saúco, los tres objetos más poderosos creados por la Muerte.

Rowling refirió que la muerte de su madre tuvo mucha influencia en la historia de Harry Potter, donde refleja ese sentimiento de pérdida que va a todo lo largo de sus libros. “Cuando volví a ver la película y vi el símbolo masónico, pensé: ‘¿Es por eso que el símbolo de las Reliquias es así?”, contó Rowling. Y tengo la sensación de que en algún nivel profundo del subconsciente están conectados. Siento que trabajé en mi camino de regreso durante 20 años hasta esa noche, porque en los libros se habla mucho sobre la pérdida, y si mi madre no hubiera muerto, creo que las historias serían completamente diferentes y no lo que son”, detalló.

El documental Harry Potter: una historia de magia se estrenó al mismo tiempo que una exposición del mismo nombre en la Biblioteca Británica con objetos, bocetos y tradiciones que formaron parte de la historia del niño mago.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, se terminó de escribir el 11 de enero de 2007

 

Los comentarios están cerrados.