La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 10 de diciembre como Día de los Derechos Humanos en 1950, para señalar a la atención de «los pueblos del mundo» la Declaración Universal de Derechos Humanos como ideal común de todos los pueblos y todas las naciones.

Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, durante la conmemoración del aniversario rindió homenaje “a uno de los grandes símbolos de los derechos humanos de nuestra época: Nelson Mandela, cuya desaparición ha causado gran congoja en el mundo entero pero cuyo compromiso de toda la vida con la dignidad humana, la igualdad, la justicia y la compasión serán por siempre un motivo de inspiración para nuestra tarea de construcción de un mundo donde todas las personas disfruten de todos los derechos humanos”.

La conmemoración en 2013 incluye el 20 aniversario de que se estableció el Alto Comisionado para los Derechos Humanos, para la promoción y la protección de todos los derechos humanos, atendiendo una recomendación de los delegados presentes en la Conferencia Mundial de Derechos Humanos celebrada en Viena en 1993, donde también se aprobó la Declaración y Programa de Acción de Viena, considerada uno de los documentos de derechos humanos más significativos de los últimos 25 años.

En sus dos decenios de existencia, son cinco los Altos Comisionados que han estado. Mediante un amplio conjunto de normas y mecanismos, el ACNUDH defiende a las víctimas, ejerce presiones sobre los Estados para que cumplan sus obligaciones, presta apoyo a los expertos y órganos de derechos humanos y, gracias a su presencia en 61 países, ayuda a los Estados a desarrollar su capacidad en materia de derechos humanos.

Pero tanto cuando fe creada como ahora, “la clave del éxito radica en la voluntad política de los Estados Miembros”, porque son los Estados los que están obligados a proteger los derechos humanos y a prevenir las violaciones al respecto a nivel nacional, así como de oponerse cuando los demás Estados no cumplen sus obligaciones apunta el Secretario General de la ONU.

“No siempre resulta fácil esta tarea, y en los últimos 20 años ha habido genocidio y muchas otras violaciones atroces y a gran escala de los derechos humanos internacionales y del derecho humanitario, añade.

Refiere que la nueva iniciativa, conocida como Plan de Acción “Los derechos primero”, tiene como principal objetivo mejorar la forma en que el sistema de las Naciones Unidas previene las catástrofes inminentes y reacciona ante ellas: “El Plan busca asegurarse de que el sistema de las Naciones Unidas y todo su personal reconozcan el papel central que corresponde a los derechos humanos en las responsabilidades colectivas de la Organización. Por sobre todas las cosas, procura reforzar nuestras respuestas a los abusos generalizados y evitar que se produzcan esas situaciones, haciendo hincapié en la alerta temprana y la adopción de medidas basadas en los derechos”.

En el Día de los Derechos Humanos, hizo un llamado a los Estados para que cumplan las promesas que hicieron en la Conferencia de Viena y reitero “el compromiso asumido por la Secretaría, los fondos y programas de las Naciones Unidas de actuar con vigilancia y valentía en la lucha contra las violaciones de los derechos humanos”. 

Deja un comentario