Hoy es "Martes 13", ¿porqué se considera a éste un día de mala suerte?

Martes 13


Dice el dicho: “Martes 13, ni te cases ni te embarques, ni de tu familia te apartes”.

Y ¿de donde nace el temor a éste día?.

El martes 13 es una de las supersticiones más arraigadas en el mundo de habla hispana y como tal, no existe ninguna evidencia de que éste día sea peor o igual a cualquier otro del año.

Además del mundo de habla hispana, la creencia del martes 13 como día de mala suerte se extiende a las sociedades griega y francesa, porque en las sociedades anglosajonas se  trasladadó al viernes 13, mientras que en Italia es el viernes 17.

La cultura asiática, en tanto, asocia el número cuatro con las catástrofes y los malos augurios. Es que la palabra japonesa Shi, que quiere decir muerte, se pronuncia igual que cuatro. Es más, los que sufren de tetrafobia (terror al número 4) dicen Yon, que también significa cuatro, para referirse al número “maldito”.

La creencia de que el martes 13 es un mal día, provoca que muchísimas personas alrededor del mundo sufran ante esta fecha un fuerte temor, y por tanto una fobia muy arraigada, cuyo nombre técnico es Trezidavomartiofobia.

¿De dónde nace ésta superstición?.

No hay absolutamente nada que le firmeza, lo único que se tienen son suposiciones por separado del día 13 y del martes.

El número 13 fue estigmatizado porque:

  • Trece fueron los asistentes a la Última Cena de Jesucristo: doce apóstoles y Jesús. A Judas se le considera el número 13 por ser el traidor
  • En el libro bíblico de las Revelaciones o Apocalipsis se habla de la bestia de siete cabezas, de la llegada del anticristo
  • En la Kabbalah judía, también se habla de 13 espíritus malignos
  • En la mitología nórdica, Loki, el dios del mal, es el decimotercer invitado a una cena de dioses
  • En el Tarot, la carta que se asocia a la muerte lleva el número 13

Al martes se le confirió ser un mal día porque a finales de la Edad Media, el planeta Marte era conocido como «el pequeño maléfico», representando al dios de la guerra y, por ende, el de la destrucción, la sangre y la violencia.

Pero su mala fama venía desde muchos siglos atrás, porque el día martes implicaba mala fortuna tanto para griegos como para romanos, ya que se lo vinculaba con Ares y con Marte, dioses de la guerra.

Existe la presunción de que ambas creencias se reforzaron el martes 13 de abril de 1204, cuando cayó Constantinopla en la Cuarta Cruzada.

También fue el martes 13 de octubre de 1307 cuando más de cien caballeros templarios fueron arrestados en Francia por el rey Felipe IV.

El 13 de octubre de 1276, cuando Don García Ortiz de Azagra cayó junto a la mayoría de la población de Játiva (Valencia) en una batalla frente a los musulmanes.

Las referencia del martes 13 como día malo, llega a que un día así se produjo la mítica confusión de las lenguas en la Torre de Babel.

El malfario para el número 13 se mantiene todavía hoy, tanto que en algunos edificios falta el piso 13, mientras que en algunas aerolíneas (como Iberia y Air France) se eliminaba la fila 13, algo que también ocurría antes en algunas lineas de autobuses de pasajeros.

El martes como día de mala suerte ha generado dichos como: “martes, ni hijo cases ni cochino mates”, o el ya más elaborado “martes, ni tu casa mudes, ni tu hija cases ni tu ropa tajes”.

Pero ¿qué tan malo es el martes 13?.

Cada quien, en un recuento de su vida, puede lo bien o lo mal que le ha ido con éste día.

Deja un comentario