investigación científica

investigación científica


Paola Cortés Pérez

En México, es promisorio el futuro de la investigación química, sobre todo porque en los últimos años ha incrementado el número de estudiantes mexicanos que continúa su preparación académica en instituciones de investigación del extranjero, aseguró Eusebio Juaristi y Cosío, profesor emérito en el Departamento de Química del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional.

Dijo que estas nuevas generaciones de profesionales que continúan su preparación en el extranjero, obtienen y desarrollan experiencia en una gran variedad de temas de frontera que son de relevancia.

“Una vez que regresen a México, implementarán estos conocimientos en el país y de esta manera seguiremos desarrollando temas actuales.”

Sin embargo, reconoció que hace falta que el apoyo a la ciencia y a la tecnología se incremente año tras año, hasta llegar al tan anhelado uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), ya que actualmente no se llega ni al 0.5 por ciento.

“Quisiéramos que a pesar de las vicisitudes, como la baja en el precio del petróleo y la devaluación del peso mexicano, se mantengan constantes los apoyos y esfuerzos destinados a la investigación, no sólo de la química sino de todas las disciplinas.”

Asimismo, señaló que otro punto importante para fortalecer el desarrollo de la ciencia y la tecnología, es la creación de nuevos institutos y centros de investigación. En la actualidad, detalló, hay una escasez de plazas nuevas para investigadores, esto ocasiona que el personal altamente capacitado que regresa del extranjero no pueda ser empleado.

“Se trata de personal entrenado en temas actuales que le hacen falta a México; entonces, al no encontrar trabajo deciden irse nuevamente al extranjero, lo que contribuye a lo que se conoce como fuga de cerebros.”

 

Química orgánica de productos naturales

Eusebio Juaristi, especialista en estereoquímica, mencionó que un tema de investigación tradicional en México es la química orgánica de productos naturales, área en la que ha sobresalido la UV, en especial la Unidad SARA.

“México es un país rico en plantas naturales, y en Veracruz existe una cantidad importante de plantas, árboles y productos naturales, cuyos componentes químicos no se han determinado todavía, siendo un campo de estudio muy amplio; muchas pueden tener compuestos con propiedades medicinales o ser fuentes de diferentes materiales.”

Por lo tanto, reiteró, el área de productos naturales es un tema que se sigue desarrollando en México, pero enfrenta el grave problema de la pérdida de ecosistemas y con ellos desaparecerán productos naturales que no fueron estudiados ni pudieron ser aprovechados en beneficio de la sociedad.

Eusebio Juaristi y Cosío, profesor emérito en el Departamento de Química del Cinvestav.

Eusebio Juaristi y Cosío, profesor emérito en el Departamento de Química del Cinvestav.

“Es importante controlar el crecimiento de la población, creo si logramos esto se facilitará la conservación del medio ambiente.”

Juaristi y Cosío indicó que su campo de estudio es la estereoquímica, que se refiere a las moléculas en tres dimensiones, esto es, cuando se hojea un libro de química se observan estructuras moleculares en dos dimensiones, quedándose la idea arraigada de que las moléculas son planas, cuando en realidad ocupan un volumen tridimensional, del que depende su actividad biológica y sus propiedades.

La estereoquímica es una parte de la química que toma como base el estudio de la distribución espacial de los átomos que componen las moléculas y cómo afecta esto a las propiedades y reactividad.

“Es un campo de conocimiento en pleno desarrollo, sobre todo cuando es combinado con lo que se conoce como catálisis. Con esto se busca que los procesos químicos necesiten menos energía para proceder, es decir, que las reacciones químicas sean más rápidas con menos energía, esto conlleva un ahorro en diferentes fuentes de energía que redunda en beneficios para todos.”

Ejemplificó que pequeñas moléculas orgánicas (moléculas con carbono) pueden catalizar (facilitar diferentes reacciones), esto es, las moléculas facilitan la síntesis de compuestos con actividad biológica, como son los fármacos que pueden ser útiles para diversas enfermedades o padecimientos humanos.

 

Se necesitan profesores que amen las ciencias

El profesor emérito del Cinvestav dijo que la enseñanza de la química en el nivel medio superior es un punto álgido, pues hacen falta más profesores que amen las ciencias y tengan el gusto por la investigación, sobre todo que puedan transmitirlo a sus estudiantes.

Para lograrlo, sugirió que los normalistas o futuros educadores tengan contacto con la investigación al realizar estancias científicas en laboratorios o plantas industriales, donde vean de cerca qué es la investigación, el descubrimiento y la innovación, con el propósito de que transmitan a su grupo el gusto por la investigación, por la química y por las ciencias en general.

Al preguntarle sobre el seminario organizado por el SARA para que los estudiantes de licenciatura y posgrado dialoguen con académicos de prestigio nacional, externó que es una buena oportunidad para investigadores como él, de interactuar y trabajar con jóvenes.

“Una de las ventajas que veo en México es que hay muchos jóvenes que son tela con la cual podemos crear vestimentas muy útiles y hermosas, por eso es una gran satisfacción ver a estudiantes tan entusiastas, capaces y motivados, como los de la Universidad Veracruzana”, finalizó.