Jean Cruveilhier en 1837, retrato de François Séraphin Delpech - National Library of Medicine

Jean Cruveilhier en 1837, retrato de François Séraphin Delpech – National Library of Medicine


Sandra Isabel Jiménez Mateos *

Jean Cruveilhier, nació Limoges, Limousin, Haute-Vienne, Francia, el 9 de febrero de 1791 y desde 1825, fue profesor en la Sorbona de París.

Se le considera como el anatomista más destacado de Francia durante la primera mitad del siglo XIX, aunque su prestigio le viene de su dedicación a la anatomía patológica; sobre todo fue un investigador que supo otorgar prioridad a los hechos y no a los sistemas.

En 1820 diagnosticó un tumor cerebral con la localización de la lesión, que había invadido el nervio acústico. Se trata de una observación tan minuciosa, que un siglo más tarde, Harvey Cushing (el instaurador de la neurocirugía como técnica quirúrgica), no encontró nada que añadir.

De 1829-1842 publicó un atlas de anatomía patológica: “Anatomie pathologique du corps humain”, en el cual describió varias causas de la úlcera de estómago, la esclerosis diseminada y la atrofia muscular progresiva o “atrofia de Cruveilhier”, y la “enfermedad de Cruveilhier-Baumgarten” o la persistencia de la vena umbilical, lo cual se hizo por primera vez y fue la causa de que se les diera su nombre.

La anatomía patológica fue el area de la medicina en que más destacó.

Su hijo, con la ayuda de Marc Sée, lo volvió a editar entre 1862 y 1867.

Cruveilhier desarrolló la teoría de que los cambios “postmortem” se deben a unas secreciones que se dan en los tejidos intersticiales después de la muerte. La inflamación se debía, según él, a una secreción mórbida que se producía en las paredes de los capilares y que se relacionaba con la flebitis. Concedió a esta situación morbosa un amplio y considerable papel en la patología. Hoy se utiliza el nombre de “Síndrome de Cruveilhier-Baumgarten” para referirse a la hipertensión portal con anastomosis portocava; con anemia; esplenomegalia con o sin cirrosis hepática; persistencia de la vena umbilical; y dilatación de la red venosa abdominal subcutánea. Con el nombre de “Síndrome de Cruveilhier-Pean” se denomina la enfermedad gelatinosa del peritoneo.

Cruveilhier investigó las fracturas óseas en palomas. Mientras estuvo en la Maternité, puso de manifiesto la importancia de los conceptos de contagio y de aislamiento. Abogó por la eliminación de los grandes hospitales de maternidad que deberían sustituirse por centros pequeños a las afueras de París. Recomendaba que albergaran de doce a veinte mujeres y que cada una de ellas debía tener su habitación individual.

En 1826 refundó la Sociedad anatómica que presidió durante cuarenta años. En París tuvo también una consulta privada con abundante clientela. Uno de sus pacientes fue el conocido Charles-Maurice de Talleyrand-Périgord (1754-1838).

Falleció en Sussac, Limousin, Haute-Vienne, Francia, el 10 de marzo de 1874.

  • Investigadora de la Universidad Veracruzana en el IIESES

Deja un comentario