Jia Jia con su pastel por sus 38 años

Jia Jia con su pastel por sus 38 años


El oso panda en cautividad más longevo del mundo murió el domingo 16 de octubre de 2016, por la noche, en el Ocean Park de Hong Kong, a la edad de 38 años, el equivalente a 114 años para un ser humano.

Se llamaba Jia Jia (nombre que significa ‘buena’), una hembra que tuvo que ser sometida a la eutanasia por el rápido deterioro en su salud durante las últimas semanas.

Jia Jia había nacido en estado salvaje en la provincia China de Sichuan en 1978, cuando fue capturado. Posteriormente fue donado a Hong Kong en 1999. Durante las últimas dos semanas la osa apenas podía andar, dejó de comer lo suficiente y su estado se deterioró rápidamente.

La esperanza de vida de los osos pandas no supera los 20 años, por lo que la longevidad de Jia Jia es un caso único dentro de esta especie, de la que quedan menos de 2.000 ejemplares en el mundo.

Jia Jia estableció dos récords Guinness, convirtiéndose en el oso panda vivo más viejo en cautiverio (el 28 de julio de 1978 se estableció como su fecha de nacimiento) y el que pasó más tiempo en cautiverio de la historia.

Los comentarios están cerrados.