Jonathan Sánchez Pérez con su trofeo de segundo lugar en la NASA

Jonathan Sánchez Pérez con su trofeo de segundo lugar en la NASA


Jonathan Sánchez Pérez, cuando llegó al aeropuerto de la ciudad de México, éste 6 de noviembre, mostró más que orgulloso su trofeo de segundo lugar en el programa Air and Space International Program 2017, que se efectuó del 29 de octubre al 4 de noviembre

“Lo logré. Valió la pena, se lo traje a mi México”, dijo Jonathan, cuando le preguntaron como se sentía.

Jonathan Sánchez fue a la NASA invitado por la agencia espacial de los Estados Unidos, al Lyndon B. Johnson Space Center. Su proyecto propone mejoras para un satélite que pueda rondar Júpiter, para generar energía por medio de electrólisis, optimizar el funcionamiento de robots y una ahorro de combustible.

Pero hace dos semanas no tenía como irse, aún y cuando la Agencia Aeroespacial Mexicana (Aexa), fue quien lo seleccionó y le ofreció el apoyo para ir a la NASA.

El joven, de 19 años de edad, vive en Tultepec, un poblado del estado de México, a varios kilómetros de Pachuca, la capital de Hidalgo, a donde viajaba para asistir a clases a su escuela, la Universidad Politécnica Metropolitana de Hidalgo, donde se imparte la carrera de Ingeniería Aeronáutica, de la cual cursa el tercer semestre.

Los cuales recorría en un vetusto vehículo, el cual tuvo que rifar para complementar los 3,500 dólares que necesitaba para el viaje, pues el ayuntamiento de Tultepec le aportó 30,000 pesos.

“Yo no veía nada de apoyos del Gobierno, del que dice en los comerciales que hay mejor educación, pero me siento feliz porque, en el camino, encontré a unos mexicanos. Unos mexicanos de la empresa mexicana Seguritech me hablaron, me dieron la mano, me dijeron: ¡vas porque vas! Fui y fui muy feliz”.

Con eso complemento el recurso para el viaje.

“Toqué puerta por puerta, se burlaban de mí, no me creían que iba a ir a la NASA, que era verdad. Pensaban que sólo les quería sacar dinero, por eso decidí rifar el vocho, pero no me alcanzaba”, comentó.

Jonathan Sánchez regresó a México portando orgulloso vestido con una sudadera con el logotipo de la NASA, que le proporcionaron allá, y una amplia sonrisa, por el triunfo logrado en ese encuentro internacional, con iniciativas presentadas por jóvenes de todo el mundo.

Como premio, la NASA le dio una computadora portátil y un diploma que, asegura, al llegar a su casa, en Tultepec, y a su escuela, la Universidad Politécnica Metropolitana de Hidalgo, lo presumirá.

“Les diré que sí se puede, que tenemos que luchar por lo que queramos, aunque a veces sea muy difícil”, señaló.

En la NASA le enseñaron a construir robots, flotaje de aeronaves y ahí conoció a los astronautas Franklin Chang-Díaz y a Clayton Anderson; éste último le autografió una estampilla con su fotografía y le escribió unas palabras que, dice, hará día con día: “Jonathan, dream!”.Jonathan Cristhan Sánchez antes de partir

Los comentarios están cerrados.