El equipo de investigación sobre la plataforma de hielo Larsen C. / British Antarctic Survey (BAS)


Desde hace una década existe un debate científico sobre las causas del adelgazamiento de una de las mayores plataformas de hielo de la Antártida, Larsen C. Un estudio publicado en la revista The Cryosphere asegura que existen dos procesos diferentes que causan este desgaste.

“Sabemos desde hace más de 10 años que Larsen C estaba adelgazando, pero no sabíamos el porqué. Algunos científicos pensaban que era debido a la fusión con el océano, y otros por el calentamiento atmosférico. En este estudio demostramos que ambos factores son importantes”, declara a Sinc Paul R. Holland, autor principal del estudio e investigador en el British Antarctic Survey (BAS).

La plataforma de hielo Larsen C –cuyos vecinos Larsen A y B, colapsaron en 1995 y 2002, respectivamente– está adelgazando tanto en su superficie como en su base.

El equipo de investigación combinó datos de satélites y ocho sondeos por radar durante 15 años (de 1998 a 2012), y halló que la plataforma de hielo Larsen C ha perdido un promedio de cuatro metros de hielo, con una media de un metro en la superficie.

Según Holland, “la capa superior de nieve es cada vez más compacta, probablemente por el aumento de la fusión debido a un ambiente más cálido. Sabemos también que Larsen C está perdiendo hielo, probablemente por las corrientes oceánicas más cálidas o cambios en el flujo de hielo”.

El experto añade que “si esta vasta plataforma –que es más de dos veces y medio el tamaño de Gales, y diez veces más grande que Larsen B– colapsara, permitiría a los afluentes glaciares fluir más rápido hacia el océano. Esto contribuiría al aumento del nivel del mar”.

El equipo de investigación predice que el colapso de Larsen B podría ocurrir dentro de un siglo, o tal vez antes. Además, se está formando una grieta en el hielo que podría provocar un retroceso mayor que el observado. La plataforma de hielo parece también desprenderse de una pequeña isla llamada Bawden Ice Rise en su extremo norte.

“El colapso de la plataforma de hielo Larsen B causa actualmente un cuarto de la contribución total de la Antártida al aumento del nivel del mar, y Larsen C es mucho más grande”, concluye el científico.

ice shelf warming_labels

Lauren B desaparecerá antes de 2020

Otro estudio, presentado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (California), apunta que el remanente de la plataforma de hielo Larsen B, que se derrumbó parcialmente en 2002 en la Antártida, se debilita rápidamente y es probable que quede troceada en cientos de icebergs antes de 2020.

El trabajo, el primero en examinar exhaustivamente el estado del remanente de Larsen B, se publica en la revistaEarth and Planetary Science Letters.

Este resto de Larsen B está situado en la costa de la península antártica y tiene aproximadamente 1.600 kilómetros cuadrados de superficie, así como unos 500 metros de espesor en su punto más grueso.

Según la investigación, el remanente de libre flotación de Larsen B se romperá y los icebergs quedarán a la deriva. Asimismo, estos glaciares se acelerarán porque ya no habrá obstáculos en su camino al mar.

Referencia bibliográfica:

P. R. Holland et a. “Oceanic and atmospheric forcing of Larsen C Ice-Shelf thinning” The Cryosphere, 9, 1005-1024, 2015

(SINC)