Son 100 carteles seleccionados para rendir un “Homenaje a José Guadalupe Posada”, los cuales reflejan la difícil realidad del México actual, tal como Posadas lo hizo en su época.

La exposición se realiza para celebrar los cien años del fallecimiento de José Guadalupe Posada, un hombre que no sólo se preocupó por la estética de sus grabados, sino por el contenido crítico que a través de ellos difundía.

Los carteles forman parte de los trabajos que se presentaron en respuesta a la convocatoria realizada por el Taller Escuela Materia Pendiente, con apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Instituto Veracruzano de la Cultura, precisamente para acercar a los jóvenes a la obra de José Guadalupe Posada, refirió Eduardo Terrazas, encargado de la convocatoria para esta exposición.

Por su parte, Alejandro Alvarado Carreño, Presidente de la Asociación Mexicana de Grabadores, dijo que Posadas fue precursor de la gráfica mexicana, además contribuyó a la conciencia política con sus caricaturas de la época.

Mientras entregó grabados de la Catrina, explicó que la magnitud de la obra de José Guadalupe Posadas aún se desconoce, pero hay más de 30 libros en español y otros idiomas sobre su legado gráfico.

Julio César Martínez, catedrático de Artes Plásticas en la Universidad Veracruzana dijo que esta exposición es una muestra de la nueva generación de cartelistas latinoamericanos.

Además se trata de una pequeña muestra de lo que se presentará del 1 al 4 de noviembre, en el Congreso Mundial de Diseño en Querétaro, en el que se presentan cartelistas de todo el mundo.

La inauguración estuvo a cargo de Javier Bermúdez, diseñador y organizador de la Bienal de Cartel en México, quien dijo que se trata de que los jóvenes puedan cambiar al país a través de su trabajo y del arte mismo.

Vanesa Torres, diseñadora gráfica asistente al evento, comentó que esta exposición es muy interesante porque hubo una gran concurrencia, sobre todo de jóvenes.

María Luisa Simpson, agregó que quienes asisten a esta exposición pueden ver un reflejo de los elementos de Posada, pero también se encontrarán con carteles muy actuales que proyectan a la juventud actual.

Su imagen más célebre es La Catrina, que se ha reproducido por todo el mundo y que originalmente se llamó La Calavera Garbancera. El término garbancero hacía referencia a quienes no aceptaban sus orígenes indígenas y se hacían pasar por españoles.

Actualmente La Catrina es símbolo de la identidad de los mexicanos y del humor ácido que caracteriza a esta nación, sin importar las circunstancias prevalecientes en el país.

La exposición se encuentra abierta al público en la Galería Alva de la Canal, ubicada en Zamora s/n, en el centro de Xalapa. Al concluir esta muestra, se publicará un compendio con las mejores ilustraciones, carteles y arte objeto del Homenaje a José Guadalupe Posada a cien años de su muerte.

Deja un comentario