La ciencia, un aspecto fundamental en la Constitución de la CDMX

Ciudad de México, el Ángel de la Independencia


A través de su nueva Constitución, la Ciudad de México impulsará la sociedad del conocimiento, la educación integral e inclusiva, la investigación científica, la innovación tecnológica y la difusión del saber, de acuerdo a lo aprobado por el pleno de la Asamblea Constituyente, el pasado el 5 de enero.

En el artículo 13, titulado: “Ciudad educadora y del conocimiento”, se destaca en el apartado C el acceso al desarrollo científico y tecnológico como un derecho universal y elemento fundamental para el bienestar individual y social, por lo que el gobierno de la Ciudad garantizará el libre acceso, uso y desarrollo de la ciencia, la  tecnología y la innovación, así como la plena libertad de investigación científica y tecnológica. 

También establece que las autoridades deberán fortalecer y apoyar la generación de proyectos de investigación científica y tecnológica, y buscará la vinculación de estos con los sectores productivos. Además, apoyará la enseñanza de la ciencia y la tecnología desde la educación básica.

Garantizará igualmente, la preservación, el rescate y desarrollo de técnicas y prácticas tradicionales y originarias en la medicina y en la protección, restauración y buen uso de los recursos naturales y el cuidado del medio ambiente.

Como parte integral del Plan General de Desarrollo de la Ciudad de México –que tendrá una visión de 20 años, y se actualizará cada tres- se elaborará un Programa de Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación por parte del Instituto de Planeación Democrática y Prospectiva, también incorporado en la Constitución.

En lo que respecta al presupuesto de la Ciudad de México, se considerará una partida específica para el desarrollo de la ciencia y la tecnología, que no podrá ser inferior al 2 por ciento del presupuesto de la ciudad, lo que equivaldría a aproximadamente 20 mil millones de pesos al año. De igual forma se estimulará el establecimiento de empresas tecnológicas, así como la inversión en ciencia, tecnología e innovación en los sectores social y privado de la capital del país.

Los comentarios están cerrados.